El desgaste el uso y el paso del tiempo, hacen que ya no se pueda disfrutar de los accesorios y utensilios de cocina de manera correcta. Cuidar de estos, mantenerlos, saber cómo lavarlos, higienizarlos, permitirán su durabilidad en el tiempo.

A la hora de comprar estos utensilios hay que tener cuidado con el tipo de material de los cuales están hechos, y desecharlos en cuanto se note el desgaste de los mismos, ya que su uso puede ocasionar problemas de salud. Cada accesorio y utensilio de cocina tiene una vida útil que hay que tener en cuenta, para garantizar el buen uso y el disfrute de los mismos. Por eso fundamental que, a la hora de la compra, se escojan productos de calidad.

¿Cuándo es el momento de cambiar o renovar tus utensilios de cocina?

Tener un presupuesto para renovar los accesorios y utensilios de cocina permite comprarlos cuando estos hayan cumplido su ciclo de vida o de uso óptimo. Mantenerlos a pesar de esto muchas veces se hace por descuido y por falta de observación y conocimiento, lo cual puede poner en riesgo la salud.

Cada uno de estos accesorios presenta un desgaste tipo que hace que ya no funcionen a su capacidad, por lo tanto, ya no se disfruta o no permite avanzar lo rápido que se desea cuando se esta elaborando una comida, un postre o algún platillo en particular.

La higiene de la cocina es fundamental. En caso de que no se presenten condiciones de higiene idóneas los utensilios de cocina serán el sitio ideal para el desarrollo de microorganismos, bacterias, hongos y mohos que podrían poner en peligro tu salud y la de los que te rodean.

Los accesorios y utensilios de cocina que no pueden faltar en ninguna cocina se indican a continuación:

  • Batería de Cocina
  • Cacerolas
  • Sartenes y Ollas
  • Ralladores y Cortadores Manuales
  • Cuchillos

La batería de cocina:   está compuesta por ollas y sartenes

Caldero: El caldero es el recipiente de cocción más antiguo que se conoce. Su origen se remonta a la antigüedad, cuando era fabricado en cerámica, aunque hoy día se consiguen vasijas elaboradas en cerámica, los calderos son elaborados de metal o de hierro, su característica mas resaltante es su fondo cóncavo.

Olla: corresponde a los recipientes utilizados para cocción de gran capacidad, más anchos y profundos, tienen capacidad desde 5 a 50 litros. Sirven para cocinar cualquier cosa que sea o contenga líquido.

Cazo/Cacerola: Esta es una olla pequeña con 2 – 10 L de capacidad que posee un mango largo. Se utiliza para cocciones que necesitan un recipiente que sea fácil de manejar, como las salsas.

Sartén: poco profunda y muy ancha, con un mango largo. Vienen en una variedad de diámetros para acomodar diferentes tipos de ingredientes. Tienen los costados curvos y suelen contar con una tapa. Se utilizan para saltear, sellar, freír y glasear.

Ralladores y cortadores manuales: rallar a mano verduras, queso, etc., puede ser muy trabajoso y a veces tardamos mucho en esa labor que, en realidad, debería ser muy sencilla. Por suerte, podemos hacernos con ralladores que nos lo hacen mucho más sencillo.

Cuchillos: compra un cuchillo de chef o cebollero. Son de tamaño grande, con la hoja algo curva, y funcionan de maravilla tanto para picar cebollino como para cortar por la mitad una calabaza entera. Una de las claves de su versatilidad está en el peso, así que elige uno de buena calidad, de acero inoxidable, con mango antideslizante.

Tabla de cortar: existe una gran variedad de formas, tamaños y materiales para elegir, si tus tablas son de plástico y están muy rayadas, descoloridas o abombadas, puede que sea el momento de pensar en cambiarlas. Las tablas de madera también deben cambiarse si presentan coloraciones negras o verdes, maderas hinchadas, grietas, etc.

Todas las opciones son buenas, tanto en plástico como en madera o bambú, pero requieren un mantenimiento, así que piensa primero si vas a invertir ese tiempo. Por ejemplo, una tabla de madera no se puede dejar en remojo ni sobre superficies húmedas, hay que limpiarla a fondo y dejarla secar, además de “curarla” de vez en cuando con aceites, etc.

Las de plástico, una vez se producen marcas, hay que lijarlas suavemente y limpiarlas a fondo para evitar que se adhieran bacterias y lo colonicen todo. Con todo, siempre es preferible evitar el consumo de plásticos por el bien del planeta y de nuestra salud.

Los accesorios y utensilios de cocina, son innumerables, existe una gran variedad de ellos, que le hacen la vida más fácil tanto a una ama de casa como a un cocinero profesional.

Existe por ejemplo la crepera; que es una sartén casi plana, se utiliza para preparar omelettes, crepes y panqueques.

La vaporera que es una canastilla que encaja dentro de una olla con agua hirviente. Para cocer alimentos al vapor.

Vaporera eléctrica: Un generador de vapor eléctrico sobre el que se acomodan varios recipientes plásticos en el que se pueden cocer diferentes ingredientes a la vez.

Olla de presión: Olla de acero inoxidable provista con una tapa que se sella herméticamente. Al concentrar la presión del vapor de agua, permite cocer los alimentos con mayor rapidez.

Olla eléctrica: utiliza un sistema eléctrico para cocinar alimentos a una temperatura y tiempo específicos. Especialmente útil para cocciones lentas desatendidas.

Grill para hornilla: sartén pesada de fondo acanalado que simula una parrilla. Grillar y marcar carnes.

Wok: Sartén grande con fondo cóncavo que sirve para saltear al estilo de las cocinas de Oriente.

Cuando se decide involucrarse en el mundo gastronómico es importante conocer la variedad, uso, tipo y características de los accesorios y utensilios de cocina, esto permite utilizarlos de manera útil, correcta y confiadamente. Cada una de las piezas de la cocina tiene cualidades y funciones únicas, que hay que conocer para aprender a manejarse con soltura, solvencia y capacidad dentro de una cocina, al igual que un chef conoce, maneja y tiene el conocimiento del uso de la variedad de ingredientes y métodos para la preparación y cocción apropiados de los platos a realizar, así la batería de cocina lo ayuda a crear la magia para los comensales que hace y marcan la diferencia.