Si hablamos de pistolas de juguete, está claro que hay unas dominadoras absolutas: las Nerf. Una de las líneas de juguetes más famosa en todo el mundo que aún ahora, en la era digital, sigue volviendo locos tanto a pequeños como a mayores.

Aunque resulte difícil de creer, actualmente el catálogo de Nerf sobrepasa con creces las 150 armas, así que elegir una y bien no es tarea fácil. Afortunadamente, en Nerfmania  nos cuentan los 6 aspectos que tienes que tener en cuenta para acertar con tu elección.

Veamos cuáles son.

Edad

Hay Nerfs recomendadas a partir de los 6-8 años, aunque también las hay para mayores de 14 años. Lo mejor es respetar la edad recomendada para evitar accidentes.

Tamaño

Hay Nerfs bastante pequeñas y otras que pueden alcanzar el metro de longitud. Lo curioso es que hay armas bastante voluminosas recomendadas para niños a partir de los 8 años cuando difícilmente con esa edad las van a poder manejar bien.

En estos casos, lo más importante es aplicar el sentido común. Si ves que una Nerf es demasiado grande para la persona que lo va a usar, no la compres. Opta por un modelo más manejable.

Peso

Ocurre lo mismo que con el tamaño. Es decir, hay Nerfs de más de 2 kilos de peso recomendadas para niños a partir de los 8 años cuando lo más probable es que no las puedan manejar bien.

En adolescentes, jóvenes y adultos, el peso puede ser irrelevante ya que no estamos hablando de un peso excesivo, pero en el caso de los niños, sí lo es.

Precio

Otro factor a tener en cuenta. Hay Nerfs bastante económicas (menos de 20 €), pero hay Nerfs que superan los 80 €. De todas formas, ten en cuenta que el precio medio de las Nerfs ronda los 35 €.

El precio depende principalmente de las características de la Nerf en sí: si es manual, semiautomática o automática, dimensiones, modular o no, etc.

Método de disparo

Hay Nerfs manuales que funcionan por bombeo, semiautomáticas que cuentan con un motor que enfila los dardos y automáticas que disparan los dardos o en ráfagas o de forma continua, es decir, todos los dardos seguidos.

Las semiautomáticas y las automáticas utilizan pilas, así que dependen de ellas para funcionar. Además, a medida que las pilas se van acabando, el arma va perdiendo potencia y funciona más despacio.

De todas formas, es cierto que las semiautomáticas y las automáticas siempre tienen ventaja frente a las manuales en cualquier batalla Nerf.

Uso

Es importante saber a qué se va a jugar con la Nerf y dónde. No es lo mismo jugar en casa que fuera; ni tampoco es igual jugar grandes batallas de Nerf que tirar al blanco.

Si se va a jugar con amigos es importante saber qué tipo de pistolas tienen ellos para no partir con desventaja.

Y hasta aquí lo que tienes que tener en cuenta si quieres acertar a la hora de comprar tu primera… o tu próxima Nerf.