El mundo de la producción audiovisual es bastante extenso. En Europa, Barcelona es una de las principales ciudades utilizada como escenario para este tipo de proyectos. No solo por sus espectaculares ubicaciones sino por la calidad de empresas de producción que posee.

 

Además de ello, con la creciente situación derivada de la pandemia, muchas corporaciones han aprovechado estos meses de menor trabajo para intensificar su poder de marca en la filiación de clientes. En esta escena, la producción audiovisual ha jugado un papel fundamental.

 

En el siguiente artículo, comentaremos algunos aspectos básicos a tomar en cuenta antes de la realización de un proyecto de esta magnitud. Así, si estas comenzando en este mundo, podrás tener noción de cuales son las claves para sacar el mayor provecho a tu producción.

 

Pero primero… ¿Cuáles son las fases de una producción audiovisual?

 

Como todo proyecto, se requiere de una buena planificación y organización para poder cubrir todos los detalles necesarios para la realización del mismo. Debe planearse todo con el tiempo suficiente; el sitio donde se llevará a cabo el rodaje, los equipos necesarios, el personal que participará, planificación de tomas, la fecha en que tendrá lugar, el presupuesto que se maneja, gastos adicionales… Normalmente la productora audiovisual en Barcelona que hayas escogido será la encargada de llevar el “timing” de todo este proceso. A toda esta etapa de planificación, se le llama “Pre-Producción

 

Posteriormente, una vez ya se han tomado en cuenta todos los aspectos comentados en el párrafo anterior, se procede a la etapa de la producción propiamente dicha. En esta fase en cuando se realizan los rodajes de las escenas que conformarán el proyecto, se graba el audio, se monta la escenografía… Se ejecuta el plan organizado en la fase de pre-producción.

 

Por último, cuando ya se ha recabado todo el material necesario para el montaje del proyecto como las tomas o los archivos de audio y, se ha establecido la duración aproximada del mismo, se procede a la Post-Producción. En los estudios de producción audiovisual en Barcelona trabajan profesionales dedicados a la edición y al montaje de proyectos audiovisuales. Es en esta etapa final donde entra en juego el trabajo de los expertos en la materia.

 

Tips para sacar el mayor provecho a tu producción

  1. Establece bien el enfoque de tu proyecto.

 

Esta es una de las claves principales para una producción audiovisual. Es necesario que tengas muy bien establecido el público al que quieres llegar, y que hayas estudiado este enfoque correctamente. Elabora tu guión en base a este estudio y envía un mensaje directo de lo que quieres transmitir. Evita los rodeos y se claro y conciso.

 

  1. No te extiendas mucho.

 

Como recomendación, la mayoría de las productoras audiovisuales utilizan como referencia los proyectos de 1 minuto de duración aproximadamente, ya que es el tiempo específico en el que el espectador, es decir, la persona que mira el video, concentra su total atención en lo que está viendo. Pasado ese minuto, su atención disminuye. Trata de que todo el contenido que quieres expresar pueda ser transmitido en ese periodo de tiempo.

 

  1. Intenta utilizar equipos de buena calidad

 

Piensa que si lo que deseas es tener un resultado profesional, debes trabajar con equipo profesional. No quiere decir que no puedas obtener buenos resultados con un equipo más amateur, pero seguramente requerirás de mayor inversión de tiempo y nunca se verá de la misma forma que si lo haces con herramientas creadas específicamente para producir resultados expertos, tales como cámaras profesionales de video, micrófonos potentes para obtener una buena calidad de audio, focos de luz regulables… Cada detalle suma.

 

 

 

  1. Vigila la luz y la escenografía

 

Ten en cuenta que a veces menos es mas, y más aun cuando se trata de transmitir un mensaje. La finalidad de un proyecto audiovisual normalmente es esta, transmitir un mensaje, por lo que seguramente querrás que el espectador centre su atención en lo que quieres decirle, y no que pierda la concentración con detalles de fondo o tratando de ver bien bajo una mala iluminación. Intenta que tu escena esté lo mejor iluminada posible, piensa que esto aporta una sensación de limpieza y minimalismo muy utilizada en los últimos años por los medios audiovisuales.

 

  1. Ensayos y visitas

 

Atendiendo a lo que comentamos en el punto anterior, sería recomendable que, si tu proyecto se llevará a cabo en sitio al aire libre o en un escenario que no es un estudio profesional, se visitará el lugar con antelación y se hicieron pruebas de los equipos que realmente se necesitarán para realizar la producción. De esta forma evitarás posibles contratiempos y que quedes corto en cuanto a los equipos de los que dispones, como focos, micrófonos e incluso el propio cableado. También es recomendable que cuentes con varias baterías para poder cambiar cuando necesites.

 

Una producción audiovisual es un proyecto grande que requiere de una buena inversión de tiempo y de planificación, pero que, una vez terminado puede traer los mejores resultados y captar la esencia de lo que quieres transmitir.