Las empresas cuando piensan en reinventarse, la primera opción en la que piensan es en la internacionalización, con el fin de ampliar sus servicios y comercializar sus productos en mercados extranjeros, para obtener mejores beneficios y posicionar su marca internacionalmente.

Cuando se inicia el plan de negocios del proyecto, se debe incluir en este proceso dentro del equipo de profesionales a contratar, los servicios de traductores especializados en el tema, lo más recomendable es que sea una agencia de traducción e interpretación, con el fin de establecer los nexos con todos los profesionales de acuerdo a cada área y hacerlos participes desde el inicio del proyecto. Además de la tranquilidad que le da contar con un equipo de profesionales, sentirá confianza, firmeza y seguridad para cumplir con los objetivos planteados.

Al realizar el plan de negocios, se inicia el proceso de traducciones, ya que este debe ser traducido en su totalidad, al igual que los manuales de normas, políticas y procedimientos que existan dentro de la organización. Los documentos legales y financieros también deben traducirse. De igual manera los servicios de interpretación también serán necesarios cuando se inicia el proceso de internacionalización., ya que este servicio facilitara la comunicación oral entre las partes involucradas en el proceso.

Entendiendo que los traductores son profesionales expertos en idiomas, encargados de transmitir mensajes escritos de un idioma a otro. Los intérpretes son profesionales encargados de transmitir mensajes verbales de un idioma a otro, normalmente estos profesionales manejan dos idiomas, incluyendo el de la lengua materna.

En un proceso de internacionalización, las traducciones cobran una importancia considerable, ya que se debe poner especial atención a las mismas, ya que ellas serán utilizadas durante todo el proceso, con el objeto de lograr una comunicación eficaz con el público objetivo. Es de hacer notar que se utilizan durante el proceso las siguientes traducciones:

Traducción técnica, traducción jurada, traducción legal,  traducción médica, entre muchas otras, en todo caso, esto dependerá del objeto principal de la empresa.

El traductor cuando está realizando las traducciones, debe transmitir con mucha fluidez el mensaje original, se debe tener presente el aspecto cultural a la hora de realizar la misma, con el fin de transmitir a sus lectores la idea o percepción de una manera comprensible y a tono con el contexto dentro del cual se desenvuelve.

Cuando ya se tiene traducido el plan de negocios, es hora de iniciar los contactos en el país destino para empezar a darle forma al proceso de internacionalización, para ello:

  • Se realizan las traducciones de los documentos legales, financieros, y contables que sean necesarios en el país destino, para ello ya se debe tener toda la información necesaria en cuanto a las exigencias legales para proceder al proceso. Este tipo se conoce como traducción legal o jurídica.
  • Estos documentos normalmente se realizan bajo la figura de traducción jurada, es decir, una traducción con carácter oficial llevada a cabo por un traductor jurado que haya sido nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.
  • La traducción páginas web, traducción de marketing, se hace necesario para poder comercializar los productos o servicios, colocarlos en el mercado, darlos a conocer e impulsarlos en el mercado del país destino.
  • La traducción técnica se hace presente, para la traducción de manuales, fichas técnicas de los productos en caso de productos que requieran registros sanitarios, fichas técnicas de productos que requieran permisos especiales, manuales de uso de equipos importados, etc.

En los procesos de internacionalización existen una serie de recursos que deben tenerse en cuenta para lograr que la empresa logre alcanzar una ventaja competitiva sostenible en el mercado destino. Dentro de estos recursos se encuentran: los recursos humanos, tecnológicos, organizativos y relacionales.

Los recursos humanos, son los que poseen la experiencia, el entrenamiento, el conocimiento, la información, el know how, el aprendizaje, las herramientas y las destrezas necesarias que determinan la capacidad  de mantener una ventaja competitiva impregnada de una ideología de mejora continua e innovación.

Los recursos tecnológicos, apoyan al recurso humano en todo el proceso de implementación en el país destino de la nueva organización, las innovaciones, las actividades de investigación y desarrollo que se deben realizar para mantener y mejorar la ventaja competitiva en este país destino.

Los recursos organizativos, se refieren a la capacidad y habilidades que debe poseer la planta directiva para integrar todos los componentes de la organización, la capacidad de gestión, los sistemas de organización que se trasladan al país destino en base a la cultura de este país, para lograr una ventaja competitiva.

En el aspecto de relaciones, la imagen corporativa de la empresa, la reputación entre los clientes, la estabilidad de las relaciones, la calidad, la honestidad, la integridad, la confianza que se desarrolle hacia las relaciones tanto internas como externas a través de los sistemas de marketing que se desarrollen, lograran crear una relación de confianza y seguridad que marcaran la ventaja competitiva en este país destino.

La imagen de la empresa, su reputación y la marca son considerados recursos intangibles, sobre los cuales una empresa puede sustentar su ventaja competitiva.

Es por ello, que las traducciones que se realizan de manera incorrecta pueden dañar la reputación y la imagen de una empresa en la entrada a un mercado competitivo, evidentemente una empresa que no se preocupa por realizar una traducción correcta de su página web, o de sus catálogos por ejemplo, la primera impresión es que no puede ofrecer un servicio o producto de calidad.

Para realizar este tipo de traducciones es importante contar con profesionales diplomados o licenciados en traducción e interpretación, que posean los conocimientos técnicos adecuados dentro del ámbito en función del tipo de traducción que se necesite en el proceso de internacionalización.

Poseer ventajas competitivas puede marcar la diferencia al momento de realizar el proceso de internacionalización, y una de ellas  está en la calidad que se pueda ofrecer a través de la página web, en la campaña de marketing, y sobre todo en la confianza que se pueda generar a través de la misma.