En el mundo de las traducciones, existentes diferentes técnicas, tipos y métodos, que exigen que los profesionales de este ámbito cada día, estén mas actualizados en su área.

Las técnicas de traducción son aquellas herramientas de las que hace uso el traductor para llevar a cabo su cometido.

El método de traducción se aplica a la totalidad del texto por traducir, mientras que la técnica de traducción varía dentro del mismo texto según cada caso y en función de los elementos verbales puntuales que se traducirán.

Dentro de las técnicas de traducción conseguimos las siguientes:

  • La traducción literal
  • El préstamo semántico
  • El calco
  • La transposición
  • La modulación
  • La equivalencia
  • La adaptación
  • La sinonimia léxica
  • La reestructuración

La traducción literal, o palabra por palabra es aplicable cuando entre dos lenguas existe una correspondencia previa de estructura y de significación e impera una equivalencia exacta entre las distintas palabras. En las traducciones, se utiliza en contadas ocasiones, ya que existen muy pocas palabras que tengan traducción en un único idioma.

El préstamo semántico, consiste en utilizar una palabra o una expresión del texto original exactamente igual en el texto de destino. Normalmente los préstamos figuran en cursiva en las traducciones. La idea es reproducir tal cual una expresión del texto original en el texto de destino. Se trata de dejar sin traducir alguna expresión o nombre que pertenezca al acervo cultural del idioma de origen.

El calco, se traducen literalmente los elementos que componen un sintagma para evitar caer en los extranjerismos o préstamos semánticos. Es una especie de préstamo en la que se toma prestado el sintagma del idioma de origen, pero se traducen literalmente los elementos que lo componen.

La transposición, consiste en cambiar de categoría gramatical una parte de la oración sin alterar su significado general. Por lo tanto, esta técnica supone un cambio en la estructura gramatical de la frase. Se trata de pasar de una categoría a otra manteniendo el mismo significado del texto. Con la transposición se modifica la estructura gramatical, aunque no se altere el significado.

La modulación, en las traducciones, se producen cuando se produce un cambio en la base conceptual de un término, es decir, en el punto de vista, en la perspectiva, pero sin alterar su sentido. Se trata pues de un plano más abstracto que consiste en adoptar un punto de vista modificado o una base metafórica diferente.

La equivalencia, en este tipo de traducción se intenta reproducir una misma situación mediante recursos estilísticos y estructurales completamente distintos. Es un proceso por el cual se transmite una misma realidad a través de una expresión totalmente diferente. Esta es una de las técnicas de traducción por la cual se pueden traducir los nombres de instituciones, proverbios, refranes propios de un idioma o expresiones idiomáticas.

La adaptación, se conoce también como sustitución o equivalente cultural y consiste en reemplazar un elemento del texto original por otro que se adapte de mejor manera en la cultura del idioma al que va a traducirse. De este modo, se consigue un texto más comprensible y familiar para el lector.

La sinonimia léxica, es cuando el traductor opta por una solución de traducción en la lengua de destino que no coincide exactamente, pero se aproxima a la empleada en el idioma de partida.

La reestructuración, en las traducciones se utiliza esta técnica cuando se opta por cambiar el tipo de oración o incluso el número de oraciones para transmitir correctamente el mensaje del autor. Esta técnica también es conocida como compensación, ya que trata de compensar el significado, aunque altere el orden o la estructura original del texto.