La prostitución siempre ha sido desde hace muchos años uno de los trabajos más antiguos, pues en muchos países mujeres han optado por vender sus cuerpos, debido a distintas circunstancias, de hecho, en algunos países la prostitución es un negocio bien visto, como en otros es algo ilegal y prohibido que no debe de realizarse. Aunque siempre nos preguntamos como sociedad ¿Cuáles son las circunstancias que llevan a muchas mujeres a vender su cuerpo?, algunas respuestas más comunes son por necesidad, otras por mantener hijos o familia, algunas porque no conocen o saben realizar algún otro oficio y pues recurren a la prostitución, otras simplemente dicen que lo realizan por placer.

Sin embargo, con motivo de la realización de este articulo hemos buscado información en algunas prostitutas que nos han explicado cómo ha sido su vida en el mundo de la prostitución, entre todas las respuestas muchas dicen que han comenzado a trabajar desde pequeñas, recién cumplidos su mayoría de edad, y que no es una vida fácil pues muchos hombres suelen ser muy malos, algunas afirman que nadie debería juzgarlas pues ese trabajo es mucho más complicado de lo que otros piensan, otras afirman que ya están acostumbradas y que les gusta su vida pues disfrutan el compartir con otros y la vida en un puticlub.

Como ya se ha dicho antes, la prostitución conocida como la profesión más antigua del mundo ha ido evolucionando con los años, y por eso es que ahora vemos que existen muchas casas de citas donde los clientes pasan momentos antes de decidir con cual chica pasaran la noche, ejemplo ahí pueden tomar una copa, escuchar música, bailar con la chica, y hasta ordenar comida, entonces vemos que ha existido una innovación en el negocio, a diferencia de tiempo atrás donde las prostitutas esperaban en las esquinas que algún cliente las buscara y solicitara los servicios. En la ciudad de Valencia existen diversos sitios que se regentan como casa de citas y ofrecen servicios Vip, como Felina Valencia, Valencia citas, lumis Vip, Mil españolas, 69putascitashotvalencia, entre otros. E igualmente en otras ciudades de España se encuentran sitios como estos. No obstante ¿Qué opina la sociedad acerca de estos sitios y este tema en general?

Para responder esta interesante interrogante se han recogido igualmente diferentes opiniones de la gente en las calles de Valencia, de donde han surgido dos vertientes explicadas a continuación:

Muchas personas más conservadoras de carácter y creencias religiosas muy fuertes critican y reniegan de las mujeres que ofrecen estos servicios pues explican que está mal visto ante los ojos de Dios y afirman que estas son mujeres de la mala vida, sin pudor y respeto por su cuerpo. Dicen que estas mujeres deberían de buscar ayuda y dejar de trabajar en este negocio pues es denigrante para ellas, y además dicen que dañan a la sociedad pues muchos hombres visitan estos lugares entre ellos jóvenes y hombres casados que no respetan a sus parejas, y pueden dañar a su familia y destruir sus hogares por estar con mujeres como estas. Y en conclusión para ellas nunca será algo bien visto que según su opinión el gobierno debería cerrar.

Otras de las personas explican que ya es algo normal, pues su visión liberal del mundo les impide verlo de otra forma, además dicen que es problema de cada quien como dirige su vida y las cosas que hace, pues son ellas y es su cuerpo así que cada quien debería decidir qué hacer con ellos, si muchos hombres optan por disfrutar de sus servicios pues también es su decisión, y si deciden irrespetar su hogar, deberían de revisarse ellos mismos y pensar si eso está bien o mal, entienden además pues las razones por las que muchas mujeres deciden ejercer ese trabajo, y dicen que es un trabajo con buena paga pero de muchos sacrificios, además dicen que debe respetarse porque nadie sabe las circunstancias de vida que ha tenido que vivir una persona para dedicarse a la prostitución.

En fin, al cierre de este articulo hemos querido hacer una reflexión sobre el respeto y la tolerancia que debe existir con respecto a este tema, desde cualquier punto de vista, porque lo más importante es entender que cada quien tiene una forma de pensar y cada quien decide sobre los actos que realiza siempre y cuando la mujer acceda de forma voluntaria y no forzada, por lo tanto, es importante respetarnos de la mejor forma y entender que cada uno somos individuo que aportamos algo a la sociedad.