Hoy en día la construcción de casas prefabricadas se ha convertido en una excelente alternativa en todo lo que respecta a mercado inmobiliario. Tienen grandes bondades como la comodidad, asequibilidad y adaptabilidad de acuerdo a las necesidades de los habitantes. Esto ha hecho que más personas se motiven a adquirir su casa prefabricada. La evolución ha sido notable desde que se dio inicio a la comercialización de este tipo de viviendas.

 

Cómo han ido evolucionando las casas prefabricadas

La idea de construir casas prefabricadas, nace desde el siglo XX en Estados Unidos, se ofrecían a través de catálogos donde el comprador podía encontrar diferentes estilos, no eran precisamente casas prefabricadas pero si eran viviendas que se armaban y venían con un paquete completo de materiales de hasta treinta mil piezas y su manual de aproximadamente 70 páginas con todas las indicaciones para su respectivo armado.

 

Cuando finaliza la Segunda Guerra Mundial, los soldados se devolvieron hacia Estados Unidos con el objetivo de comprar una vivienda, fue tan alto el auge que las casas se agotaron, es ahí cuando se crea una oportunidad de negocio y surge otro tipo de casas prefabricadas con un modelo mejor que el anterior. En 1958 se creó la primera casa prearmada, a partir de este año se oficializó la creación de las casas prefabricadas o modulares.

 

En los años 80 las casas prefabricadas no eran más que un rectángulo con dos o cuatro divisiones, la tecnología ha jugado un papel muy importante para la evolución de estas viviendas, ya que a través de diseño asistido por computadora, se comenzaron a desarrollar diseños más novedosos y empezó a evolucionar más el tema de las casas prefabricadas.

 

La fabricación de este tipo de casas, tienen dos formas diferentes: las casas en kit y las estructuras pre-ensambladas, ambas fueron creadas con los mismos objetivos y cumplen los beneficios que los usuarios requieren. La diferencia entre estos dos modelos es la manera como se ensamblaría cuando se desplaza el sitio de instalación.

 

La demanda de las casas prefabricadas va en crecimiento, en los últimos tres años se ha triplicado la compra de este tipo de viviendas. Las razones por las cuales son más apetecidas es porque son más económica, la construcción se hace más rápido y se pueden ampliar, teniendo en cuenta que son modulares.

 

Diferencia entre una casa tradicional y una casa prefabricada

En la fachada no existe mayor diferencia de lo que es una casa tradicional y prefabricada. En lo que más se diferencia es en la manera de cómo se construyen, ya que no se hace en el lugar de la instalación, por lo tanto las piezas se construyen en la fábrica con un control exhaustivo en su producción hasta llegar al punto de instalación donde se arman sobre una base de hormigón, las piezas se juntan y se aseguran. La gran diferencia radica en que si se desea desplazar para otro lugar, la casa modular se puede desmontar y trasladarla sin mayor problema, mientras que una casa tradicional siempre será estática en el lugar donde se construya.