Es importante que en un coche los amortiguadores estén en perfecto estado para que funcionen de una forma correcta. En todo caso, a la hora de comprar amortiguadores, no existe una mejor opción que el taller mecánico de Aurgi, porque encontrarás las mejores marcas y con las mejores ofertas.

Sin embargo, debes estar revisando los amortiguadores de tu vehículo de forma periódica, en especial porque así evitarás inconvenientes en las vías. Para saber cómo revisar los amortiguadores de una forma correcta, te invito a que sigas leyendo atentamente este post.

Consejos para revisar los amortiguadores

Para hacer una revisión de los amortiguadores de tu vehículo, debes tener claro que puedes fijarte en algunos puntos básicos que serán de gran ayuda para conocer su estado. Dentro de ellos están:

Presta atención a las fugas

Si tu coche está dejando manchas en el suelo, debes tener en cuenta que no siempre se tratará de una fuga dentro del motor. Esto puede deberse a que el amortiguador tiene alguna fuga de aceite o de alguna sustancia lubricante que tena en su interior.

Por este motivo, es indispensable verificar el estado externo del tubo del amortiguador, y si la fuga proviene de los amortiguadores puede ser el momento de cambiarlos. Recuerda que, si no funcionan adecuadamente, los amortiguadores podrían provocar un accidente.

Equilibrio del auto

Para asegurarte de que los amortiguadores estén en buen estado, puedes pararte frente al coche a una distancia que te permita apreciar todo el frente del mismo. Debes comparar la horizontalidad de la línea de defensa respecto al suelo.

En caso de que esté inclinada hacia algún lado podría indicar que alguno de los amortiguadores está fallando. También debes hacer esto en la parte trasera del coche, y así detectarás cualquier tipo de falla en los amortiguadores de una forma sencilla.

Prueba del rebote

Es una de las pruebas más comunes que se hacen para verificar el estado de los amortiguadores de tu vehículo. En todo caso, bastará con mantener presionada la parte delantera de tu vehículo hasta reducir la altura natural del mismo.

Una vez que lo sueltes, debes fijarte en el movimiento para volver a su posición original, y si se recupera la altura en un solo movimiento los amortiguadores están en buen estado. Pero, si oscila una o más veces, este es un signo claro de un desgaste en los amortiguadores, por lo que deberías llevar tu coche al taller para un cambio.