Muchos conductores no saben la importancia que tiene saber cambiar un neumático, porque en cualquier momento un clavo puede jugarte una mala pasada. Si necesitas cambiar tus neumáticos al mejor precio entra en motortown.es, porque allí encontrarás la mayor variedad de opciones y los precios más ajustados.

Pero, debes tener en consideración que si vías y se pincha un neumático debes saber cómo hacer el cambio para evitar problemas. Es por esto que, hoy te he preparado este post con unos consejos que te serán de gran ayuda para que cambies tu neumático pinchado fácilmente.

Consejos para el cambio de un neumático pinchado

Puede que no sepas cómo hacer el cambio por tu cuenta, pero no te preocupes, porque el día de hoy vamos a hablar de los pasos básicos que debes seguir para hacerlo:

Asegura tu vehículo

Lo primero que debes hacer es intentar aparcar tu vehículo fuera de las vías para evitar accidentes con otros conductores. Asegúrate de que está en un lugar plano para evitar accidentes cuando el coche se suba en el gato.

También debes colocar elementos de seguridad como el triángulo y las luces de seguridad para advertir de tu presencia a otros conductores. El uso de chaleco reflectivo es algo básico, en especial si es de noche para que otros conductores puedan verte.

Baja el neumático pinchado

Es momento de poner manos a la obra, y para ello es indispensable que aflojes levemente las tuercas antes de subir el coche en el gato. Esto te facilitará en gran medida el proceso cuando el coche se encuentre elevado.

Asegúrate de subir el coche en el gato lo suficiente para que el neumático no esté tocando el suelo y procede a quitar las tuercas. Una vez bajado el neumático, debes colocarlo debajo del coche junto al gato como una medida de seguridad.

Instala el repuesto

Es el momento de ir por el neumático de repuesto, y colocarlo en su lugar con las tuercas que habías quitado previamente. Asegúrate de que el neumático puede tenerse por sí solo apretando las tuercas tanto como sea posible.

Retira el neumático que está bajo el coche, y bájalo del gato hasta que quede en el suelo. Asegúrate de apretar nuevamente las tuercas cuando el vehículo esté en el suelo, porque de esta forma podrás asegurarte de evitar accidentes más adelante. Por último, simplemente recoge los elementos usados y ya estás listo para continuar con tu camino.