Se definen empleados de medio tiempo a aquellos que trabajan 35 horas por semana o menos. Este tipo de empleo tiene varias ventajas incluyendo un horario flexible, algo muy importante para personas que buscan equilibrar su vida personal con la laboral, por ejemplo las madres criando hijos. Durante épocas de crisis económica, el trabajo de medio tiempo funciona también como punto de entrada fundamental en el mercado de trabajo. Los más críticos sobre este empleo señalan muchas desventajas como, por ejemplo, pocas posibilidades de desarrollo, salario más bajo y falta de acceso a los beneficios de salud y jubilación.

Entrada al ámbito laboral

Para los que atraviesan una mala época económica, el trabajo medio tiempo proporciona una entrada al entorno laboral. Las empresas que no disponen de recursos para contratar trabajadores a tiempo completo tienen la posibilidad de incorporar puestos de medio tiempo. Esta realidad se confirma con las cifras que reporta la Oficina Estadounidense de Estadísticas Laborales, más de 9 millones de estadounidenses cuenta con empleos de medio tiempo debido a los reducidos horarios o porque no eran capaces de encontrar los empleos de tiempo completo que deseaban.

Flexibilidad y libertad

El trabajo de medio tiempo posibilita diferentes formas de estar en contacto con la sociedad y a la vez equilibrar el tiempo para compartir con la familia y cumplir con los compromisos personales. Según informó el periódico The Washington Post, las madres que trabajan y la Generación X son los dos exponentes más significativos de los grupos de personas que prefieren realizar un trabajo medio tiempo. El periódico se concentró en un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Pew. El estudio demostró que el 60% de las madres que trabajan buscaban empleos de medio tiempo como primera opción. Estos resultados muestran que existe un gran deseo de encontrar empleos con flexibilidad horaria, pero se evidencia en la realidad que los empleadores no se adaptan a la demanda tan rápido como deberían hacerlo.

Falta de beneficios

El lado oscuro del empleo de medio tiempo son el salario más reducido que los trabajos a tiempo completo y la ausencia de beneficios. De acuerdo con una cita del escritor e investigador Paul Osterman, en un artículo en la publicación americana News and World Report, aproximadamente el 20% de los empleados de medio tiempo tienen salarios muy bajos. Adicionalmente, estos empleados carecen de los beneficios que tienen los trabajos a tiempo completo. Por ejemplo, sólo el 16% de los empleadores de trabajos de medio tiempo incluyen seguro médico, según la información publicada por el periódico The Washington Post.

Movilidad laboral reducida

La movilidad reducida es otra de las ocultas desventajas del trabajo medio tiempo, según un análisis del Instituto de Política Económica. Puede deberse a que los empleadores no ofrezcan puestos superiores o ascensos a los empleados porque los considere menos útiles para la empresa. La investigación indica que el sentimiento es mutuo, un síntoma de esta afirmación es el decremento del trabajo voluntario de medio tiempo: del 18,4% durante la segunda mitad de 1995 al 16,9% durante la segunda mitad de 1999, según publicación del Instituto de Política Económica. Parece que esto se produce porque los empleados eligen trabajos de tiempo completo si están disponibles en detrimento de los trabajos medio tiempo.