Conducir puede parecer una tarea fácil, pero para algunos no lo es, de hecho, somos testigos de muchas de las imprudencias que cometemos cada día, imprudencias que en muchos casos son peligrosas para todos los que nos vemos en las carreteras. Coger un coche es mucho más que sentarse en el asiento y pisar el acelerador, coger un coche es mucha responsabilidad, es saber que ante un fallo nuestro la vida de los demás está en peligro, por ello cuando nos sacamos el carnet de conducir debemos saber ante todo que tenemos una gran responsabilidad y que debemos hacer todo lo posible por evitar cualquier imprudencia que se tercie, a pesar de ello y de todas las recomendaciones siempre está el típico graciosillo que hace todo lo posible por saltarse las normas a la torera y hacer cuanto le viene en gana en pro de fastidiar a los demás, así que yo para refrescar un poco la mente de aquellos que no cumplen las normas escribo este post para intentar que lo lea el máximo de personas posibles y que al menos haga pensar que no todo vale y que de verdad hay siniestros que se pueden remediar.

En primer lugar, lo que debemos respetar es la velocidad, saber que para eso se pone una velocidad específica en cada vía, dependiendo de la zona siempre vamos a encontrar con un prohibido o con un es recomendable, en estos casos es mejor quedarse corta, es verdad que a todos nos apetece llegar cuanto antes y comenzar a disfrutar de nuestro viaje, pero os aseguro que de otra manera va a ser imposible disfrutarlo en condiciones.

Las líneas continuas y discontinuas no están en la carretera como un mero dibujo que las hacer ser más bonitas, sino para saber en qué momento podemos adelantar y en qué momento nos debemos esperar, así que será mejor que las respetemos si no queremos encontrarnos de frente con una familia a la que le arruinemos la vida.

Lo mismo ocurre en los pueblos y ciudades que no se suele respetar la velocidad que se le atribuye a la población, desde luego otro gallo nos cantaría y muchos menos siniestros nos encontraríamos, desde luego no tendríamos que recurrir a la web www.cochesparadesguace.com para poder dejar un coche que se ha quedado inservible, por lo que es mejor que respetemos de una vez las normas que para eso precisamente las tenemos.