¿Ha llegado recientemente un nuevo miembro a su familia? Si es así, ¡Enhorabuena! No hay nada más emocionante o gratificante que ser padre. Como gratificante y tan emocionante como puede ser la paternidad, es posible que desee comenzar a regresar a su rutina habitual. En función de la relación con su esposa, la rutina puede estar relacionada con el sexo después del embarazo. Por desgracia, muchos hombres se sienten decepcionados al saber que su vida sexual no va a ser lo que era antes, al menos de inmediato.

 

Si este es tu primer hijo, es posible que no estés familiarizado sobre cómo se ve afectado el sexo en las mujeres después del parto. Si este es tu caso, por favor, sigue leyendo algunos consejos útiles que describo a continuación.

 

Lo más importante darle espacio y tiempo a tu esposa. Ella puede no estar lista todavía para el sexo después del embarazo, emocional o físicamente. De hecho, ¿sabías que las mujeres necesitan tiempo para sanar después de tener un bebé? Muchos médicos recomiendan esperar al menos un mes antes de tener sexo después del embarazo. Dicho esto, su esposa puede ser diferente. Ella podría estar lista para reanudar la intimidad antes o después que el tiempo recomendado.

Respecto a darle a tu esposa el tiempo necesario, es importante no tener grandes expectativas de inmediato. Estas expectativas también deben incluir algo más que la intimidad. Como se dijo anteriormente, tener un bebé es muy emocionante y gratificante, pero también puede ser muy abrumadora para los nuevos padres, especialmente para las madres. Largas y cansadas noches alimentando a un bebé llorón pueden evitar que su esposa quiera reiniciar el sexo, así tener que realizar muchas de sus tareas diarias, como la limpieza de la casa o la cena preparada a tiempo. Aprender hacer el amor también incluye tener en cuenta todos estos aspectos. Debes ayudarla en dichas tareas, por el bien de ambos.

Si deseas mejorar la intimidad en tu relación y no sólo en el dormitorio, asegúrate de ayudar a tu esposa. Esto puede suponer ayudarla en una sesión de alimentación del bebé por la noche, o lavar los platos, cocinar la cena, etc…. Muchas nuevas mamás se sienten indefensas y abrumadas inmediatamente después del nacimiento de un bebé. No dejes que tu esposa se sienta así. Los gestos amables de ayuda por tu parte pueden mejorar vuestra relación, en más de un sentido.

También es importante no forzar a tu esposa a tener relaciones sexuales contigo cuando se siente incómoda o no está lista para hacerlo.

Como se dijo anteriormente, hace falta tiempo para que las mujeres se recuperen después de tener un bebé. También es importante tomar en consideración otros factores. ¿El bebé duerme en vuestro dormitorio? Si es así, entonces tu mujer no se sentirá cómoda con las relaciones íntimas. Tu esposa puede no estar dispuesta a contratar a una niñera o incluso a permitir que un familiar de confianza cuide a vuestro hijo. Esto significa descartar un fin de semana o una noche romántica. Es importante saber como hacer el amor. La mayoría de las nuevas mamás necesitan meses o incluso más tiempo antes de estar listos para el sexo después del embarazo.

Dado que existe una buena posibilidad de que tu esposa no pueda estar lista para reanudar la intimidad en vuestra relación, es importante ser paciente. En lugar de insistir en tener relaciones sexuales, trabaja en ello. Asómbrala y haz que esté relajada y tranquila. Hazlo con detalles románticos, tales como la preparación de una cena agradable en el hogar, flores y notas de amor.