¿Estas preparando las vacaciones de Semana Santa? ¿Quizá las de verano? Tanto si buscas estancias largas, como si te apetece una escapada corta, La Rioja es una de las mejores opciones. Descubre algunos planes especiales y que ver en la Rioja:

  • Visita a Enciso, un pequeño pueblo cerca de Calahorra declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Encontrarás más de 3.000 huellas de dinosaurios. Lo has oído bien, de dinosaurios! Dispone de un parque para toda la familia, con un circuito peleontológico, otro de multi aventura con tirolinas, toboganes, etc…
  • Turismo relacionado con setas y champiñones. El fungiturismo tiene su epicentro en Pradejón, un pueblo que destaca por la producción de setas y champiñones. Una visita que te enseñará muchas cosas sobre un mundo desconocido.
  • Haro es, sin duda, la capital del vino y está en La Rioja. Encontrarás gran número de bodegas, preparadas para que el visitante descubra todo el mundo del vino. Su historia, sus procesos, y sobre todo… a disfrutarlos.
  • Descubre los viñedos que hay por toda La Rioja. Los parajes visuales de La Rioja están relacionados directamente con la imagen de grandes extensiones de viñedos. La base de toda la industria de la zona.
  • Logroño y el tapeo. Propio de toda la zona del norte de España es el tapeo, el disfrute en cuadrilla de la vida en la calle, degustando vinos, cervezas y pinchos por doquier. En Logroño podrás entretenerte en la Calle Laurel, un referente en este aspecto.
  • Como toda zona turística, los balnearios o resort siempre están a la altura de las circunstancias. En la Rioja, el balneario de Arnedillo es un claro ejemplo. Disfrutarás de sus piscinas de aguas termales y de un espacio de relax único.