coaching

El coaching es una metodología que tiene como propósito hacer evolucionar y mejorar a las personas, tanto de forma personal como profesional, fortaleciendo sus puntos fuertes y trabajando en mitigar los enclenques.

La figura esencial de esta metodología es la del entrenador o coach. Un entrenador es la persona encargada de guiar, asistir y fortalecer al resto de miembros.

Para qué nos es útil el coaching

El coaching sirve para lograr que las personas sean capaces de alterar su forma de meditar y de actuar con el objetivo de que se terminen valorando más, deseando más, y por tanto, encontrarse mejor consigo mismas y con lo que hacen.

Es por ende un medio de transformación de lo que es hoy día una persona y en lo que se puede transformar.

Un entrenador ayuda a las personas a diseñar la misión y la visión de su vida. Le enseña de qué forma debe ver las cosas, de qué manera las debe comprender y de qué forma debe actuar en las diferentes situaciones que se nos presentan cada día, basándose en pensamientos positivos y en las capacidades personales.
Y es que muy frecuentemente somos nosotros los que nos subestimamos, repercutiendo de forma negativa en nuestras acciones.
A fin de que esto no ocurra, un coach nos ayuda a valorarnos adecuadamente y a examinar nuestras capacidades, exactamente en qué somos buenos y de qué forma podemos sacar provecho de todo cuanto sabemos hacer bien. Por su parte, nos ayuda a que no nos influyan de forma negativa nuestras debilidades, sino aun podamos sacar partido provechoso de ellas.
Y es que un entrenador no toma las resoluciones por nosotros, sino aplica diferentes procesos y técnicas que sirven para aprender a tomar resoluciones por nosotros mismos y a comprender que es verdaderamente cada persona la que debe aprender de las situaciones.

Nos insta a que no tengamos temores a los cambios. Y esto lo logra mudando exactamente nuestra forma de comprender la vida, ayudándonos a salir de la zona de confort y ser capaces de vencer los temores que nos paralizan. Para esto, nos enseña a comprender de qué manera marcha nuestra psique y de qué manera influyen las conmuevas en las diferentes situaciones.

Ya no es solo cuestión de aprender a atenuar el temor, factor que influye de manera negativa en cualquier acción que vayamos a realizar, sino más bien asimismo a sentimientos como la alegría, en tanto que un exceso de esta puede derivar a un estado de alegría que asimismo nos llegue a dañar.

Por consiguiente, el coaching es un aprendizaje progresivo de sensaciones, resoluciones, experiencias y conmuevas que facilita el desarrollo íntegro de la persona.