Durante mucho tiempo las estrategias de marketing tradicionales contaron con el dominio completo del mercado. Eran medios masivos, por lo tanto podían llegar a un mayor número de posibles compradores y de estas formas generar una mayor cantidad de ventas. Pero con el tiempo el marketing digital ha tomado fuerza, hasta volverse un gran competidor.

Esto se debe al éxito comercial y el gran alcance que han tenido los smarthphones, en los cuales se tienes acceso a redes sociales, entretenimiento e incluso aplicaciones para compra y venta. Lo que ha permitido que las estrategias publicitarias digitales tengan un mayor alcance e incluso se vuelvan más interactivas con el consumidor.

Y es que son muchas las ventajas que puede aportar el marketing digital hoy en día. Entre ellas está la recolección de datos con mayor precisión que los obtenidos por los medios tradicionales. Esto se debe a que es mucho más fácil recopilar el flujo de datos que están ya en la web, en vez de proceder a realizar engorrosos estudios estadísticos.

El marketing digital permite seleccionar un público al que va dirigido con mayor precisión. Se puede especificar el grupo según su sexo, edad e intereses. Esto gracias a la diversidad de redes sociales que existen y a como población se segrega a través de ella, por lo tanto, si un producto está dirigido a un grupo en específico, es más fácil su venta a través de medios digitales.

Donde más se destaca el marketing digital es en la inversión de dinero. No se requiere de un gran capital para poder crear una página web y sus respectivas redes sociales, en cambio el marketing tradicional requiere de una fuerte inversión de capital, por lo tanto las compañías pequeñas no tienen fácil acceso a estos medios.

La fusión de estrategias on y offline

Sin embargo no todo es competencia entre el marketing tradicional y el digital. Cada uno posee sus fortalezas, en el caso del tradicional, sigue teniendo una gran penetración dentro de la población general, en cambio el digital se va abriendo camino poco a poco gracias a los avances en telecomunicaciones.

Por lo tanto, no es de extrañar que ciertas plataformas publicitarias como las teletiendas decidan aprovechar lo mejor de ambos espacios de mercado. Es por ello que podemos encontrar páginas web, como teletienda.es, que funciona como un catálogo digital de estos productos que también pueden ser adquiridos por la vía tradicional.

Para lograr una estrategia publicitaria exitosa, es necesario aprovechar las fortalezas tanto de la mercadotecnia digital como la tradicional. De esta forma, se podrá llegar de forma efectiva al consumidor.