vistas-de-malaga

Málaga se ha convertido en una ciudad de moda, y sus números así lo confirman. Se han dado a conocer los datos de los turistas que han visitado la capital de la Costa del Sol en el 2015 y las cifras son abrumadoras,  con subidas de más de un 6,5%  frente al año anterior. Más de 1,1 millones de  turistas han elegido Málaga como lugar para disfrutar de sus vacaciones.

La clave del éxito ha sido que se ha sabido dar valor a la ciudad para no ser solo una ciudad de sol y playa como antaño. Muchas son las razones por la que los visitantes eligen este destino y que algunas se las enumeramos aquí:

El cambio de imagen de la ciudad, abriéndose al mar e incorporando en este entorno marinero una gran oferta de gastronomía y cultura. Esto añadido al impresionante patrimonio monumental ha provocado que la ciudad se haya convertido en una de las ciudades más deseadas por los consumidores cruceros.

Dar la prioridad al turista con la peatonalización del casco histórico, ha permitido que visitar a pie el patrimonio monumental de la ciudad  sea un auténtico privilegio.

El esfuerzo de empresas como Málaga Foodie Tours, comprometida con que los turistas que visitan la capital de la Costa del Sol  no se queden solo con la parte monumental de la ciudad. Esta empresa trabaja por dar a conocer la amplia riqueza monumental, cultural y gastronómica de Málaga. En sus tours guiados por Málaga  además de dar a conocer el amplio patrimonio histórico de la ciudad sumergen al visitante en la cultura malagueña, dando a conocer sus tradiciones y su afamada cocina mediterránea.  Tan conocida por sus tapas y vinos o por platos como la paella, los espetos de sardinas y el pescaito frito, sin olvidarnos de la Sangría. Si quieren conocer más detalles sobre las rutas guiadas por Málaga pueden visitar y ver todos los tours en:   www.malagafoodietours.com/es/

Los trabajos de años por convertir a Málaga en uno de los centros culturales más importantes han dado su fruto. La ciudad cuenta con importantes museos como el Museo Picasso, el afamado Centre Pompidou y el Museo Carmen Thyssen entre otros.

El cuidado y el mimo en el trabajo de entidades públicas como privadas siguen dado su fruto y dando a conocer aun más si cabe la Feria de Málaga, la grandeza de su Semana Santa, los Carnavales, el Festival de Cine de Málaga, su alta cocina tan galardonada con Estrellas Michelin.

Y no podemos olvidar lo fundamental el valor añadido que aporta el malagueño de a pie, que con su mentalidad cosmopolita y moderna, y con su simpatía disfruta agasajando al turista, mimándolo y sintiéndose orgulloso de enseñar “su Málaga”.