En cada etapa del desarrollo de tu bebé es importante conocer ciertas claves para su correcto cuidado bucal. Con esta sencilla guía te asegurarás de que le estás proporcionando el mejor cuidado posible.

Es cierto que los primeros dientes de tu hijo son temporales, pero éstos son susceptibles a la infección y descomposición. Las madres pueden transferir bacterias dañinas a sus bebés. Por lo tanto: si se trata de salud bucal infantil, es vital tener correcta información.

La salud bucal del bebé comienza por su mamá

El cuidado bucal de tu bebé empieza con tu propia salud dental ya que las bacterias que causan las enfermedades dentales se pueden transferir de las madres a los lactantes y también dar lugar a caries. La producción de bacterias está relacionada con los malos hábitos de alimentación, aumentando el riesgo de transferirlas a tu bebé. Por eso es que te recomendamos que vigiles tu dieta y que practiques una buena higiene oral.

A continuación te detallamos qué cuidado es más efectivo en cada etapa para evitar la caries que es un problema tan generalizado en los bebes como fácil de prevenir.

Sigue estos pasos para asegurar un cuidado bucal infantil adecuado:

  1. Planifica tu examen odontológico y tu propia limpieza dental preferentemente en el segundo trimestre de tu embarazo. Mediante los cuidados básicos y una buena limpieza se reduce sustancialmente el riesgo de infección y transmisión de bacterias.
  2. Agéndate una primera prueba de salud bucal y oral de tu bebé, cuando surja el primer diente o como máximo cuando cumpla el año de edad.
  3. Durante el primer año de vida del bebé, límpiale las encías para evitar la acumulación de bacterias y alimentos. Una técnica es envolver una gasa limpia y húmeda alrededor de tu dedo y pasarla suavemente por las encías de tu bebé.
  4. Al comienzo de la dentición, cepíllale los dientes con productos adecuados, como la pasta de dientes sin fluoruro. Utiliza cerdas suaves y cepillos especiales para bebés y niños.

 

Lo que se debe evitar:

La sobreexposición al fluoruro, tanto por el agua embotellada o mediante la pasta de dientes.

No compartas tus utensilios, vasos, etc., ya que tus bacterias son transferibles y pueden causarle infecciones.

No permitas que tu bebé se duerma durante la lactancia con una botella en la boca, esto podría generar el desarrollo de bacterias.

 

La caries dental es una enfermedad infecciosa generalizada entre los bebés. Es también uno de los problemas más evitables. Tomar las medidas correctas en cada etapa puede prevenirlo y mejorar su salud bucal.

Poniendo todas estas recomendaciones en práctica, te asegurarás de que tu bebé tenga el mejor cuidado bucal.