girona-juego-tronos-turismo

 

La Sexta Temporada de Juego de Tronos se estrenará esta primavera y ya hay miles de fans expectantes. Sus ganas de ver los nuevos capítulos se entrelazan con rumores, perdiciones y spoilers. La famosa serie de TV basada en los libros de fantasía de Canción de Hielo y Fuego está ahora en su apogeo y por si fuera poco muchos españoles están pendientes de poder ver como en algunas de sus escenas aparecen lugares como el castillo de Zafra, del Señorío de Molina, la Alcazaba de Almería o el casco antiguo de la ciudad de Girona.

Gerona es con toda probabilidad el destino que más se puede beneficiar en valor absoluto del rodaje de Juego de Tronos, ya que por si misma es un población con encanto y un importante turismo internacional. Se encuentra en la parte noroeste de Cataluña, por lo que el acceso por parte de los franceses es sencillo. Además a pocos kilómetros de Girona hay un aeropuerto internacional al que llegan vuelos europeos de Ryanair y otras compañías a diario. Su ciudad vieja es una de las más atractivas de toda comunidad catalana.

Su casco antiguo cuenta con elementos monumentales únicos en Europa como la catedral, su antigua muralla, el barrio judío y los baños arabes, tal y como puedes ver en la Web turística gironaviajesbaratos.com. Este motivo ha sido fundamental para que la serie de la HBO, Juego de Tronos, haya decidido rodar varias escenas de la Sexta Temporada, en las que al parecer está involucrada Arya.

El rodaje de Juego de Tronos en

Desde el 24 de agosto al 16 de septiembre el casco antiguo de la ciudad fue blindado, con restricciones de acceso, para que más de 700 extras y actores principales y cerca de las 500 personas de equipo técnico pudieran realizar de forma satisfactoria sus tareas. Durante este período hubo días que el rodaje afecto al tráfico y en las que no se pudo acceder ni aparcar en determinas zonas de la ciudad. El ayuntamiento informó y facilitó algunas alternativas para evitar que estas tres largas semanas de rodaje hayan sido lo menos traumáticas para los habitantes del centro de la ciudad.

Hubo cierto grado de secretismo en el ambiente, pues ninguno de los extras ni trabajadores de la serie puede decir nada respecto a la misma por temor a rescisión de contrato. Pero fue imposible ocultar que las grabaciones se realizaron en la plaza de la Catedral y en las calles del antiguo barrio judio. Aparte que las grandes medidas de seguridad no pudieron evitar que existieran algunas filtraciones sobre los actores presentes y sobre algunas imágenes tomadas por los mismo fans.

Impacto positivo en el turismo

Para quienes no fueron nada traumáticas estas tres semanas ha sido para el sector hostelero. La llegada de curiosos y fans de la serie, que se cuenta por millones en todo el mundo, buscando cruzarse con sus estrellas para conseguir una foto con ellos, o poder ver la grabación de algunas de las escenas, provocó que los bares y restaurantes tuvieran sus negocios llenos. Otros turistas se vieron gratamente sorprendidos al encontrarse el rodaje de la sexta temporada de Juego de Tronos, lejos de quejarse por no poder acceder a ciertas zonas de la ciudad vieja.

Tampoco son un secreto son los datos reveladores del ayuntamiento de Gerona, quienes afirman que una campaña publicitaria de su ciudad con carácter internacional habría tenido un coste de más de tres millones de euros, cosa que les ha salido gratis, y que dan por seguro les va a repercutir de forma positiva a corto y largo plazo en el sector turístico y hostelero de la ciudad.