Contenido

1.- El divorcio

2.-Tipos de divorcio

 

2.1.-Divorcio de mutuo acuerdo

2.2.-Divorcio exprés

2.3.-Divorcio contencioso

2.4.-Divorcio con hijos

 

2.4.1.-Guarda y custodia

2.4.2.-Patria Potestad

2.4.3.-Pension de alimentos

2.4.4.-Regimen de visitas

 

3.-Convenio regulador

 

El divorcio es un proceso legal que da por finalizada  una relación de matrimonio, Los hijos generalmente son los más perjudicados en este proceso, desde el punto de vista psicológico, ya que durante el mismo se enfrentan a discusiones, cambio de vivienda de uno de los padres, separación de la familia cercana, incluyendo abuelos, por ello los padres deben hacer de este evento algo fluido y ayudar a sobrellevar la situación por el bien de los hijos

El  divorcio:

El divorcio, se refiere a:  la disolución judicial de un matrimonio. Esto sucede cuando los cónyuges, deciden dar por terminado el matrimonio, en ese momento pueden solicitar lo siguiente:

  • Pedir la nulidad del matrimonio
  • La separación judicial
  • El divorcio

El divorcio está regulado en el artículo 85 y siguientes del Código Civil Español.

El divorcio procede a la disolución del matrimonio, es decir lo deja sin efectos, y, en caso de reconciliación, los cónyuges para reanudar el matrimonio, deben volver a casarse.

2.-Tipos de divorcio

2.1.-Divorcio de mutuo acuerdo

Se refiere al divorcio en el cual ambos conyugues han acordado dar termino al matrimonio, se han puesto de acuerdo en cómo se van a regular sus relaciones familiares tras el divorcio, definen ambos de mutuo acuerdo quien va a tener la guarda y custodia de los hijos (si los hubiera), cual es el monto asignado correspondiente a la pensión de alimentos, que conyugue la va a pagar, si existirá pensión compensatoria y de cuanto es el monto, el uso de la vivienda conyugal, el coche, el reparto de los bienes comunes, etc.

El requisito para proceder a este tipo de divorcio es que ambos cónyuges estén de acuerdo en deshacer el vínculo que los une y que así lo soliciten al Juzgado y que hubiesen transcurrido al menos 3 meses desde la celebración del matrimonio. Esa solicitud, es un escrito dirigido al Juzgado en el que solicitan la ruptura del vínculo matrimonial los dos cónyuges conjuntamente o solamente uno, y el otro se adhiere posteriormente a esa petición.

En el  divorcio de mutuo acuerdo se procede de la siguiente manera:

  1. Los cónyuges establecen en un documento que se llama convenio regulador, todos los acuerdos bajo el cual van a regir sus vidas en cuanto a la relación familiar se refiere, a partir de la sentencia de divorcio.
  2. El convenio regulador es anexado a la demanda de divorcio de mutuo acuerdo firmada por un abogado y un procurador.
  3. La demanda se presenta la Juzgado donde le asignan un número de expediente.
  4. El juez revisa el expediente el cual revisa el convenio regulador para verificar si el acuerdo al cual han llegado los cónyuges es justo y conforme a derecho.
  5. En caso de la existencia de hijos menores de edad, el Juez pasa el convenio regulador al Ministerio Fiscal (órgano que vela por los derechos e intereses de los menores), para que emita su informe sobre los asuntos convenientes o no a los mismos, es decir si los acuerdos benefician o no a los menores.
  6. Los cónyuges son llamados por el Juez para que reconozcan su firma en el convenio regulador.
  7. Una vez verificada la firma y el convenio regulador por el Juez, este dicta sentencia judicial, homologando el convenio alcanzado por los cónyuges y la sentencia se inscribe en el registro civil conforme se produce el divorcio.

Los requisitos para tramitar el divorcio de mutuo acuerdo son:

  • Que ambos cónyuges estén de acuerdo con el divorcio, y estén de acuerdo previamente en las reglas que van a adoptar en el grupo familiar tras el divorcio.
  • Estar de acuerdo de los términos del convenio regulador que debe acompañar la demanda de divorcio.
  • Presentar la demanda de divorcio de mutuo acuerdo ante el Juzgado, la cual debe ir acompañada de: el certificado de inscripción de matrimonio, certificado de inscripción del nacimiento de los hijos (si los hubiere), y el convenio regulador.

2.2.-Divorcio express

Se denomina divorcio express al que se regulo con la reforma de 2005 (Ley 15/2005), del 08 de julio, donde se modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, la misma continua vigente. Esta modificación permite que cualquier matrimonio, pueda divorciarse directamente, sin que exista separación judicial previa, y sin justificación de la causa por la cual se solicita el divorcio.

El divorcio express, se da cuando nos encontramos ante un matrimonio, que tiene perfectamente claro, que quiere separarse y lo que quiere y como lo quiere, inclusive la regulación de su estructura familiar, una vez que se produzca la separación de los cónyuges. Teniendo esto claro, lo único que debe hacer es solicitar los servicios de un abogado para que realice el convenio regulador y sea presentado ante el Juzgado para ser homologado por el Juez, previo informe del Ministerio Fiscal, en caso de que existan hijos menores de edad, que verifique el acuerdo y certifique que no vulnera los derechos de los menores.

El divorcio express es cuando el matrimonio se ha puesto de acuerdo en el reparto de bienes y en cómo se van a regir sus relaciones tras el divorcio. En caso de que las partes quieran llegar a un acuerdo y lo hagan a través de mediadores o abogados, nos encontraremos ante un divorcio de mutuo acuerdo, que evidentemente se resolverá mucho más rápido que el divorcio contencioso (en el que los cónyuges no se ponen de acuerdo, se celebra juicio, y es el juez quien decide)

2.3.-Divorcio contencioso

Se refiere al divorcio que se realiza donde las partes proceden de una manera no amistosa, y termina el proceso en la celebración de un juicio, es un procedimiento muy tedioso, fuerte y duro para los cónyuges.

Es solicitado por uno de los conyugues unilateralmente, ya que no existe entendimiento entre las partes, en mucho de los casos no existe comunicación entre estos, por lo que el procedimiento lo toma un abogado desde el inicio para proceder a la demanda y el Juez de la causa junto con el abogado son los que se ponen de acuerdo y deciden sobre el caso.

En el  divorcio contencioso se procede de la siguiente manera:

  1. El conyugue interesado en solicitar el divorcio (este de acuerdo o no, la otra parte), presenta la demanda de divorcio en la que plasma las razones por las cuales quiere divorciarse, aportando todas las pruebas físicas que avalen su solicitud.
  2. Presentada la demanda, el Juzgado la admite, le asigna el número de expediente, y es enviada al cónyuge demandado, el cual tendrá un plazo de veinte días para contestar la demanda de divorcio. El demandado en este documento deberá indicar en que está de acuerdo, en que no está de acuerdo, y solicitar lo que él desea en dicho proceso.
  3. El Juez al recibir la respuesta del demandado en el pliego de respuesta de la demanda, la admite y señala la fecha y hora para la celebración del juicio de divorcio.
  4. una vez presentada la demanda de divorcio por uno de los cónyuges, el procedimiento se tramitará por los cauces del denominado juicio verbal, si bien con la peculiaridad de que la contestación de la demanda se hará por escrito. La demanda será acompañada por una serie de documentos exigidos por la Ley.
  5. Posteriormente, se celebrará una vista ante el Juez a la que deberán acudir obligatoriamente ambos cónyuges; de lo contrario se considerarán admitidos los hechos alegados por la parte que comparezca. Ambos cónyuges deberán ir acompañados por sus respectivos Abogados y Procuradores.
  6. En el mismo acto de la vista se practicarán las pruebas propuestas, y admitidas, para acreditar los hechos que alegan los cónyuges. En caso de no poder practicarlas en el momento de la vista, esas pruebas se practicarán en un momento posterior señalado por el Juez, siempre dentro de los treinta días siguientes.
  7. Si hay hijos menores de edad, el Juez recabará un informe del Ministerio Fiscal. El Juez oirá a los hijos si tienen suficiente juicio y, en todo caso, si son mayores de 12 años, trámite que se realizará de forma privada y respetando, en todo caso, el derecho a la intimidad del niño y la confidencialidad.
  8. De forma posterior a la práctica de la prueba, se tendrá por concluida la vista y se dictará sentencia acordando o no el divorcio y, en el primer caso, estableciendo los efectos que el divorcio produce (guarda y custodia de hijos, régimen de visitas, pensión, vivienda).
  9. La sentencia del Juez se podrá recurrir en apelación. Para hacerlo, se deberá presentar un escrito, en los cinco días siguientes a la notificación de la sentencia, ante el mismo Juez que la dictó, señalando la intención de recurrir. Posteriormente, se dispondrá de un plazo de veinte días para interponer el recurso, debidamente fundamentado, ante la Audiencia Provincial, que será quién definitivamente resuelva.

Los requisitos para tramitar el divorcio contencioso son:

  • Que hayan transcurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio, si no han transcurrido los tres meses, se debe acreditar que ha habido algún riesgo de la integridad física o de vida, moral, producida por uno de los cónyuges contra el otro.
  • Que una de las partes quiera el divorcio.
  • El cónyuge que introduce la demanda debe solicitar como quiere que queden las relaciones familiares tras el divorcio, la titularidad de la vivienda, el régimen de visitas, pensión compensatoria, repartición de los bienes comunes, patria potestad, guardia y custodia, pensión de alimentos y acreditar las pruebas para la solicitud.
  • Presentar la demanda de divorcio contencioso contra el otro cónyuge, acompañada de los siguientes documentos: Certificado de inscripción de matrimonio, certificado de inscripción de nacimiento de los hijos, documentos que acrediten lo solicitado en la demanda, por ejemplo nóminas, declaraciones de renta, cortes de cuenta bancarios, facturas de gastos, etc.
  • Testigos, en caso de ser solicitados.

 

2.4.-Divorcio con hijos

Cuando un matrimonio con hijos toma la decisión de divorciarse, las decisiones que se toman, afectan directamente a toda la familia, por ello cuando están de por medio hijos menores de edad o con discapacidad, el Ministerio Fiscal interviene también en el proceso, para velar por los intereses de los mismos. Este organismo además de intervenir en los procedimientos penales, interviene en procesos especiales como el procedimiento de divorcio con hijos menores de edad, de acuerdo al artículo 749 de la Ley 1/2000, del 7 de enero de Enjuiciamiento Civil. Este organismo actúa y defiende los derechos de los hijos menores de edad para que no se vea afectado su nivel de vida, su forma de vida ni sus actividades cotidianas tras el divorcio.

 

Lo que  debe tener en cuenta en un proceso de divorcio con hijos menores de edad:

 

Si es un divorcio de mutuo acuerdo o un divorcio contencioso  con hijos menores de edad, en ambos se deben tomar en cuenta lo siguiente:

  • La guarda y custodia
  • La patria potestad
  • La pensión de alimentos
  • Régimen de visitas

 

En el divorcio de mutuo acuerdo, estos aspectos serán regulados en el convenio regulador firmado por ambos cónyuges, el cual será revisado, por el Ministerio Fiscal  y velara para que los derechos de los menores de edad sean protegidos en el acuerdo.

 

En el divorcio contencioso con hijos, será el Juez el que decida tras la celebración del juicio, cual es la posición del Ministerio Fiscal en el informe emitido sobre los que considera más beneficioso para los menores, en este documento el Ministerio Fiscal establecerá los lineamientos con respecto a:

 

  • La patria potestad de los menores, la cual salvo casos muy excepcionales se otorga generalmente compartida por ambos padres.
  • Si se otorga la guarda custodia compartida o guarda y custodia a un solo progenitor.
  • Se asigna la pensión de alimentos para los menores de edad y quien la debe pagar.
  • Se establece el régimen de visitas, que tendrá el progenitor que no tenga la guarda y custodia, en caso de que la misma no sea compartida

 

2.4.1.-Guarda y custodia

 

En el Código Civil en su artículo 90 y siguientes, está regulada la guarda y custodia, junto con las medidas que se deben adoptar en aquellos matrimonios que tienen hijos, cuando exista un proceso de divorcio. La guarda y custodia de los hijos está representado por el derecho y el deber que tienen los padres respecto a sus hijos, el deber de cuidarlos y protegerlos durante un periodo de sus vidas.

 

Generalmente, se otorga a favor de la madre la guarda y custodia de los hijos, y al padre se le otorga un régimen de visitas, con cierta amplitud. En cuanto al régimen de visitas se le otorga más o menos de esta manera:

  • Desde el viernes a la salida del colegio hasta el domingo a las ocho o nueve de la noche, con fines de semana alternos.
  • Se le otorga uno o dos días inter semanales, de la salida del colegio hasta las ocho o nueve de la noche.

 

Aunque hoy día es más común que el Juez otorgue la guarda y custodia compartida, con algunas excepciones, y en el caso de niños menores de tres años aún se le otorga a la madre. El padre que tenga a su hijo bajo su techo,  en ese momento, tendrá la guarda y custodia hasta que el hijo regrese con el otro progenitor.

 

La guarda y custodia se refiere a la persona que se hace cargo del hijo, que lo debe cuidar, proteger, alimentar, alojar la mayor parte del tiempo o en periodos alternos. Estos hijos menores convivirán con la persona la mayor parte de su tiempo y será la encargada de  alimentarlos, cuidar su salud, vigilar su educación, cuidar sus hábitos, todo enmarcado dentro de los derechos y deberes que tienen para con el hijo, sin dejar de lado los derechos del padre a la hora de tomar decisiones de relevancia sobre los hijos.

 

 

2.4.2.-Patria Potestad

 

La patria potestad es el conjunto de obligaciones y responsabilidades que tienen los padres para con los hijos para permitir su completo desarrollo y bienestar hasta que cumplan la mayoría de edad o puedan valerse por sí mismos. Generalmente la patria potestad recae sobre ambos progenitores y solo se pierde cuando un Juez estima que el progenitor no cumple con sus deberes y obligaciones como padre, no está capacitado para ello o el menor ha sido dado en adopción.

La patria potestad está  regulada en los artículos 154 y siguientes del Código Civil.

 

Entonces en definitiva cuando hablamos de patria potestad, estamos hablando de la obligación que tienen los padres de brindarles a sus hijos protección, educación, alimentos, salud, formación, higiene, inculcarles principios y valores para la vida. Se basa en la protección y cuidado de los hijos por parte de los padres hasta que estos, son capaces de hacerlo por si solos.  Los padres que ejercen la patria potestad deben fortalecer y favorecer las relaciones de los hijos con los abuelos, familiares

y/o parientes.

 

Normalmente las diferencias  que se presentan en cuanto a tomar una decisión o gestionar algún evento relacionado con los hijos y la patria potestad, son dirimidas por un Juez, luego de escuchar a ambas partes y en algunos casos a los hijos cuando son mayores de doce años, siempre y cuando tengan la capacidad de explicarse.

En aquellos casos donde la patria potestad ha sido otorgada a personas diferentes a los padres, exceptuando a los niños adoptados, los padres, tienen derecho de estar en contacto con sus hijos.

 

 

2.4.3.-Pensión de alimentos

La pensión de alimentos se refiere a la cantidad mensual que paga el progenitor divorciado, separado o dos personas que tienen un hijo en común, a favor de los hijos, con el fin de cubrirle y procurarle alimentos, la decisión es tomada por un juez el cual realiza un estudio donde se verifica la situación laboral y económica de ambos progenitores. Evalúa el ingreso neto de cada uno, el número de hijos en cuestión,   las necesidades ordinarias, especiales de cada uno de los hijos, para poder tomar la decisión del monto.

La pensión alimenticia viene regulada en los artículos 142 y siguientes del Código Civil..

La pensión alimenticia, tiene la finalidad de cubrir todos los aspectos necesarios para el buen desenvolviendo y calidad de vida de los hijos, y cubre aspectos como la alimentación, asistencia médica, educación, alojamiento, y estará vigente hasta que el hijo alcance la mayoría de edad o pueda valerse por sí mismo.

Los jueces determinan inclusive los gastos extraordinarios para ser incluidos en dicha pensión, y como son imprevistos los progenitores pagaran al 50% de los mismos, gastos farmacéuticos, gafas, ortodoncias, actividades extraescolares, deportivas, etc., son denominados gastos extraordinarios. El periodo para abonar las cuotas de la pensión, serán los doce meses del año.

La pensión alimenticia se paga hasta que los hijos son económicamente independientes o en caso de que no quiera estudiar o trabajar y no tiene intención de hacerlo, se le puede quitar la misma. Otra causa por la que se cesa en el pago de la pensión alimenticia es por la muerte del progenitor obligado al pago.

2.4.4.-Régimen de visitas

Cuando se rompe el vínculo matrimonial, los padres con hijos, acuerdan que va a pasar con los hijos o en caso de no llegar a ningún acuerdo, será un Juez el que decida sobre la guarda y custodia de los mismos y sobre el régimen de visitas que tendrá que realizar el progenitor que no salió favorecido con la custodia.

El régimen de visitas es un derecho adquirido por el padre o la madre que está divorciado o separado y que no tiene la guarda y custodia de los hijos, por lo tanto no pasa tiempo con ellos. El padre o la madre tienen derecho a pasar tiempo con su hijo, porque se entiende que no solo es un derecho del padre o de la madre, sino también del hijo.

Este régimen de visitas es establecido por ambos conyugues de forma amistosa o de mutuo acuerdo recogido en el convenio regulador, o en caso de no estar de acuerdo lo decide el Juez en la sentencia de divorcio.

El  régimen de visitas se puede establecer de la siguiente manera:

Fines de semana alternos desde el viernes a la salida del colegio hasta el domingo a las ocho o las nueve de la noche.

  • Uno o dos días inter semanales desde la salida del colegio hasta las ocho o las nueve de la noche. A veces este régimen se amplia y el hijo pernocta con el progenitor y este lo lleva al día siguiente al colegio.
  • La mitad de vacaciones de navidad, semana santa y verano.
  • Los hijos menores de tres años el régimen de visitas no incluye la pernocta, en caso de periodo de lactancia.

3.-Convenio regulador

 

El convenio regulador es un documento que realizan los cónyuges que van a tramitar un divorcio de mutuo acuerdo, para establecer los parámetros bajo las cuales se va a ejecutar el mismo,  en cuanto a que establece el marco mediante el cual se regularan las relaciones de los cónyuges tras la separación,  divorcio o nulidad del matrimonio. En este documento se establecen los términos de la pensión alimenticia, el régimen de visitas, la guarda y custodia, la patria potestad, el uso de la vivienda, repartición de bienes, en fin todo lo que pueda afectar la relación del grupo familiar.

 

En el procedimiento de separación o divorcio de mutuo acuerdo el convenio regulador es un requisito que acompaña el documento de demanda de divorcio.

 

 

El contenido del convenio regulador generalmente cubre los siguientes aspectos:

 

  1. El uso y disfrute de la vivienda y del ajuar familiar
  2. Gastos derivados de la vivienda familiar
  3. Guarda y custodia de los hijos
  4. Patria potestad de los hijos
  5. Régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos
  6. Pensión de alimentos
  7. Pensión compensatoria (en caso de existir)
  8. Liquidación del régimen económico del matrimonio (Si procede)
  9. Cualquier aspecto que los cónyuges piensen que deba estar regulado

 

El convenio regulador, o las medidas adoptadas por el Juez en su defecto, podrán ser modificados judicialmente con posterioridad si cambian las circunstancias que fueron determinantes a la hora de su tramitación acordadas en el proceso de divorcio.