En www.meditaciónypsicología.com vamos a tratar de los problemas mentales que tienen algunos famosos de la industria cinematográfica. Huelga decir que no a modo morboso, más bien todo lo contrario, a modo de eliminar el estigma que llevan aparejadas estas patologías.

De todos es sabido el estigma que crea el padecer un problema mental, te puede perseguir toda la vida. Pero esto no es un problema del paciente, ni mucho menos, sino de la sociedad. Sin embargo, las cosas están cambiando puesto que en los últimos años muchos famosos, atletas, políticos y actores se han decidido a contar al público sus problemas psicológicos y compartir su experiencia. De ese modo se les brinda un poco de esperanza a una gran cantidad de personas que están sufriendo hoy día.

La mayoría de los trastornos que vamos a relatar a continuación ya están controlados por estos famosos. ¿Qué significa esto? Que ellos también lo han sufrido, han luchado y lo han superado. El camino no es fácil, pero es posible.

El estigma de los trastornos mentales

Uno de los casos más conocidos es el de Catherine Zeta-Jones, puesto que estuvo ingresada en un centro de salud mental. Ella fluctuaba entre periodos de alegría y depresión profunda. Los tests y las evaluaciones que le hicieron le diagnosticaron un Trastorno Bipolar del tipo 2.

El trastorno bipolar, también conocido como trastorno maniaco-depresivo, es un trastorno caracterizado por cambios de humor que van desde la depresión hasta la euforia. El trastorno bipolar de tipo 2, se define como un patrón de episodios depresivos y episodios hipomaniacos, pero no episodios mixtos.

Un caso curioso es el de Wynona Ryder, siendo millonaria no podía superar sus problemas de cleptomania, lo que le ocasionó problemas con la justicia. En varias entrevistas comentó que era como si existiera una fuerza superior dentro de ella que le impulsaba a cometer esos actos. Esto puede ser debido a una doble personalidad.

¿Te imaginas a un Bruce Willis tartamudo? Pues cuando contaba con unos 20 años tenía este problema, la separación de sus padres le produjo problemas psicológicos que le afectaron el habla… Existe un área en el cerebro que controla el habla que, cuando se sufre bastante psicológicamente, se ve afectada. Su caso es de manual.

Jim Carrey sabe muy bien hacer reir, pero también sabe hacer llorar. En en una entrevista comentó: “tuve depresión durante años, pero ahora, cuando llueve, llueve, pero no se mantiene. No permanece lo suficiente como para sumergirme y ahogarme más”. Solía manejar su depresión con medicamentos como Prozac, sin embargo, descubrió que había demasiados altibajos y falta de consistencia. Le dijo a CBS en 2004: “Se siente como un bajo nivel de desesperación en el que vives. Donde no obtienes ninguna respuesta, pero estás viviendo bien. Y puedes sonreír en la oficina. ¿Sabes? Pero es un problema nivel de desesperación”.

Robin Williams era un genio del humo y un actor muy carismático. Sin embargo,  padecía una depresión muy grave debido a que le habían diagnosticado la enfermedad de Parkinson. Además su viuda dijo recientemente en una entrevista que era totalmente hipocondriaco.

Pero la lista es interminable:

Actores:

  • Nicole Kidman (trastornos de pánico)
  • Megan Fox (esquizofrenia)
  • Woody Allen (neurosis compulsiva)
  • Owen Wilson (depresión)
  • Kirsten Durst (depresión)
  • Hugh Laurie (depresión)
  • Emma Thompson (depresión)
  • Jennifer Lawrence (trastorno de atención)
  • Lindsay Lohan (trastorno de atención)
  • Daryl Hannah (Asperger)
  • Daniel Raclife (Dispraxia)
  • Justin Timberlake (trastorno de atención y TOC)
  • Christina Ricci (autolesiones para sentir placer)
  • Brooke Shields (Depresión y ansiedad)
  • Glenn Close (Depresión)
  • Carrie Fisher (Depresión
  • Jared Paladecki (Depresión y ansiedad)
  • Joey Pantoliano (Depresión y ansiedad)

 

¿Quieres conocer más casos aunque no sean del mundo del cine?

Bien, sigue leyendo…

Cantantes

Avicci era un joven talentoso en la cúspide de su carrera. Giras mundiales, fiestas de lujo, hoteles glamurosos y rodeado de gente que lo admiraba. Pero algo fallaba, quien lo conocía declaraba que siempre estaba incómodo. Sus trastornos de ánimo y su estrés le impedían disfrutar del momento en el que se hallaba.

Demi Lovato es cantante y autora. Pero también es una de esas famosas que han estado luchando contra su problema mental desde hace tiempo. Su manera de ayudar a los demás es detallar sus intentos y sus triunfos contra los problemas mentales a través de sus letras. Se ha convertido en una portavoz sobre la aceptación y el cuidado de los problemas mentales, al hablar en público sobre sus adicciones y su trastorno bibolar. En otras palabras, como ella dice “Quiero usar mi voz de otra forma además de cantar“

 

DEPORTISTAS

Michael Phelps , el mejor nadador de todos los tiempos, el cual, según su currículum, es el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos ha padecido depresión toda su vida.

“Después de cada uno de los Juegos Olímpicos entraba en un estado de depresión, simplemente no estaba bien, creo que en 2004 tuve mi primera depresión”. Michael Phelps, podía estar en la cúpide de la felicidad ante tantos logros, sin embargo su indiscutible éxito como nadador no le impidió tener problemas importantes de salud mental. “La caída más fuerte la tuve después de los Juegos de 2012, no quería tener nada que ver con el deporte… y no quería vivir más”.

 

Michael Phelps ha hablado abiertamente de sus problemas con la depresión y de las veces que pensó en quitarse la vida. “Sí, contemplas suicidarte”, explicaba en una conferencia sobre salud mental en Chicago. “Durante mis peores momentos pasaba entre tres y cinco días metido en mi habitación, sin comer, sin casi dormir, sin querer estar vivo”. Hoy lo ve de otra manera: “Estoy extremadamente agradecido de no haberme quitado la vida” El tiburón de Baltimore, como se le conoce en el mundo deportivo, terminó pidiendo ayuda profesional. “Recuerdo mi primer día de tratamiento, estaba temblando, estaba demasiado nervioso para el cambio que quería dar, necesitaba saber qué me estaba pasando“, comentaba en la conferencia el ganador de 28 medallas olímpicas. “Me he preguntado muchas veces por qué no hice esto mismo diez años antes, pero no estaba preparado”, explica.

 

Mike Tyson El ex-campeón mundial de los pesos pesados y hoy día estrella mediática, tampoco tiene pelos en la lengua al contar públicamente sus largos periodos depresivos los cuales, según él, le han servido para poder reconducir su vida. Un pasado de alcoholemia, depresión y drogas lo hicieron entrar en la cárcel. Después la cosa no mejoró mucho, no aprendió de sus errores, pero como decíamos anteriormente, todo ello, hoy día, le ha hecho poder ayudar a jóvenes deportistas a que no cometan los mismos errores que él.

 

Políticos

Los políticos tampoco se escapan de estos problemas, un estudio de la Universidad de Duke, reveló que casi la mitad de los presidentes de EEUU han tenido que luchar contra desórdenes del estádo de ánimo (como por ejemplo la depresión).

 

¿Qué nos dicen todos estos datos?

Nadie tiene culpa de lo que padece, tal vez algún día se descubra que muchos desórdenes son genéticos y se les trate como cualquier otra enfermedad de la cual no haya que avergonzarse. O quizás, sean fallos educativos o de nuestro entorno, lo cual también exime al paciente de responsabilidad.

 

En cualquier caso, ya es hora de eliminar el estigma en nuestra sociedad, para ello apóyanos en www.meditaciónypsicología.com y si conoces algún caso más cuéntanoslo en la sección de contacto. Ni te imaginas cuanto puede ayudar a los demás el saber que su ídolo también ha pasado por problemas mentales.