Aunque parezca que te están tomando el pelo, es todo lo contrario, no se trata de una falsa publicidad ni de una película próxima a estrenarse, en serio los monstruos más famosos de todos los tiempos están buscando trabajo en el cual puedan por fin establecerse haciendo lo que les gusta.

Y es que con tanto modernismo la gente ya no les teme como antes, por lo que sus trabajos se ven desenvueltos en labores fuera de su rama principal, estos amigos se han propuesto la tarea de crear un curriculum cada uno donde podrá notar los diferentes empleos en los que han participado.

Drácula, un personaje que personificaba el pánico y terror entre las aldeas y poblaciones de Transilvania, tuvo que verse en la obligación de laboral como dentista general, monitor de puenting y hasta en bancos de sangre.

¿Se imaginan a Drácula en un banco de sangre?, ¿cómo se resistía para no beberse la mercancía?, quizás sea un misterio del que nunca se tendrá información.

Por otro lado tenemos al sorprendente Frankenstein, un tipo bastante particular (por no decir bastante grotesco), hecho con diferentes partes de diferentes humanos, un as en cuanto a talleres y tornillos. Pero algo lento y poco agraciado.

Este personaje ha trabajado como florista, leccionista infantil (que miedo debieron sentir) y en sustos de muertes en el ámbito rural.

Apoya a la novia de Frankenstein

Y como olvidar a la encantadora novia de Frankenstein, porque ninguna mujer (aunque sea monstruo) deja de querer trabajar para ganarse la vida. El Curriculum Novia de Frankenstein, encontraras mucha información de sus virtudes.

Al igual que los dos anteriores monstruos, ella también se ha mantenido ocupada estos últimos años, entre sus empleos destacan, Responsable de protocolo en hotel de los horrores, donde presume su record mundiales consecutivos de invitados descontentos).

Además fue profesora impartiendo asignaturas como “outfits de infarto” y “la elegancia en el último suspiro”. Torturadora (susurrando cosas horribles a sus víctimas) y Peluquera porque al fin y al cabo, ser un monstruo no es impedimento para siempre estar elegante y hermosa.

Por lo general son las empresas las que entrevistan para ver quien es el personal adecuado para su compañía, pero en el curriculum Novia de Frankenstein, especifica que si quiere tenerla como empleada podrá contactarla y ella decidirá si merece o no una entrevista con usted.

Apoyar a estos encantadores personajes es tan sencillo como entrar a sus curriculum en LinkedIn  y comentarles algunas palabras que los alienten para que sigan haciendo un excelente trabajo cada día, por muchos milenios mas.