Los relojes blancos siempre han sido sinónimo de elegancia. Es uno de los colores más clásicos para relojes tanto de hombre como de mujer y existen una gran cantidad de modelos, diseños y variedades de diseños vinculados a este color. Los relojes blancos son muy fáciles de combinar y son una opción clásica para aquellas personas que desean contar con un reloj de pulsera que les valga para prácticamente cualquier ocasión. Los relojes blancos son muy fáciles de combinar y resultan enormemente elegantes, pero eso no quiere decir que no existan algunos trucos que te ayuden a hacer resaltar aún más este accesorio. Así, queremos presentarte tres consejos que esperamos que te ayuden a combinar con mayor facilidad tus relojes blancos en el futuro.

Combina tu reloj blanco con colores vivos y atrevidos. Si bien los relojes blancos se suelen utilizar con ropa de colores pastel que resulte fresca y veraniega, lo cierto es que suele destacar con mayor fuerza cuando contrasta con colores fuertes y vibrantes, como el verde, el rojo o el naranja. Mientras que los colores pastel o muy claros tienden a ocultar el reloj, que puede ser visto como una continuación del look que no destaca individualmente, cuando se combina con colores como los mencionados, destaca por sí mismo y presenta un contraste muy bienvenido. Por lo tanto, trata de combinar tus relojes blancos con ropa de colores vibrantes como el rojo, el verde, el naranja o el morado te puede dar muchas alegrías.

Presta una atención especial a tus joyas y accesorios. A la hora de combinar los relojes, es más importante fijarse en el resto de los complementos que en la ropa en sí misma, sobre todo en el caso de modelos con colores clásicos que suelen combinar bien con cualquier look. Recuerda que también te comunicas con las manos, por lo que tu muñeca (y, como consecuencia, tu reloj) se verá con asiduidad cerca de otros complementos que luzcas tales como cinturones, pendientes, diademas o corbatas, por no hablar de las pulseras, que se encuentran al lado de la correa de tu reloj. Por lo tanto, asegúrate de lucir complementos que no ahoguen el color de tu reloj, sino que lo hagan destacar mucho más.

En el caso de las mujeres, ten en cuenta el maquillaje. Como ya hemos mencionado a la hora de hablar de los complementos, todos nosotros movemos las manos continuamente. Esto significa que nuestro reloj se verá cerca de diversas partes de nuestro cuerpo y tenemos que intentar que combine lo mejor posible con ellas. Esto incluye, en el caso de los relojes de mujer, del maquillaje. Trata de escoger unos tonos de maquillaje que no choque con el color de la correa de tu reloj y, a poder ser, que le haga destacar. En el caso de los relojes blancos, por ejemplo, prácticamente cualquier tono de maquillaje combina bien, pero colores como el rojo, el negro o tonos de gran fuerza harán destacar la blancura de tu reloj cada vez que esté cerca de tu cara. En todo caso, ten muy en cuenta tu maquillaje en este sentido. Es más importante de lo que crees.