Seguramente cuentas con una navaja que no hace el trabajo que esperas sobre tu rostro, por lo que es necesario tener la mejor navaja y la más adecuada para ti.

¿Cómo es eso posible? ¿Sí se puede? Te aseguramos que sí es posible y te lo vamos a demostrar.

¿Cuál es la navaja ideal?

Rasuradoras de cuchilla múltiple

Las rasuradoras de cuchilla múltiple cuentan con bordes de gran filo que irritan la piel al rasparla si no se encuentra lubricada, en específico las pieles sensibles. Por lo que debes tomarte tu tiempo a la hora de rasurarte.

Rastrillos de doble filo

Muchos hombres están en busca de una afeitada perfecta, sin embargo, no lo obtienen, es ahí donde entra esta rasuradora. Una rasadura ideal y de gran calidad son las de doble filo, una buena elección debido a sus altas ventajas.

El filo de ambos lados del mismo rastrillo conserva el filo por mucho más tiempo, lo que evita el tener que comprar con constancia una hoja nueva. Como cuenta con un diseño mucho más delgado se puede tener un mayor acceso a zonas de gran complicación, como bajo la nariz.

De borde recto o barbero

Las navajas de borde recto, muy conocidas como navaja barbera, aunque son muy del tipo masculino, con éstas hay un margen de riesgo mucho mayor que las otras. Además, que otro tipo de rasuradoras pueden crear el mismo efecto que estas.

Aunque, existe la navaja de barbero individual, la cual contiene una hoja diseñada para poder prevenir la aparición de irritación y cuidar la piel de los bellos enterrados.

Las rasuradoras eléctricas

La rasuradora ideal no es de tipo eléctrico, sin embargo, funcionan para todo aquel que cuenta con una barba del tipo ligera y una barba sensible. Aunque si te parece bien el utilizarla lo mejor es preparar el rostro con cremas humectantes para evitar la irritación y la sequedad.

La navaja o rasuradora ideal va a depender de la importancia que le des a tu afeitado. No importa la navaja si antes no hiciste el tratamiento adecuado. Lo mejor que puedes hacer es tener un ritual y respetarlo al máximo.

Tomate tu tiempo mientras te rasuras, si crees que durante la mañana no puedes hacerlo, entonces hazlo en el tiempo que se te permita y utiliza alguna maquinilla de afeitarse  que te resulte idónea para ti.