dormitorio_seriea_portada

No caben dudas que un dormitorio es el espacio más personal de una casa, por lo que siempre la decoración de dicho espacio va a jugar un papel fundamental. Es importante que a la hora de decorar cualquier habitación, se tengan en cuenta los gustos personales de quien valla a dormir allí, sin dejar de mencionar que lo más aconsejable es crear un ambiente luminoso y agradable, en donde cualquier persona se sienta a gusto.

No olvides que el dormitorio es aquel rincón de tu hogar en donde vas a descansar y a relajarte después de un día agitado, así que no dudes en convertirlo en un lugar placentero y en donde puedas sentirse lo más cómoda posible. A continuación ofreceremos una serie de recomendaciones sumamente prácticas a la hora de decorar dormitorios. No dudes en emplear alguno de estos trucos si quieres conseguir un ambiente realmente bonito:

Cojines: Aunque pueda parecer extraño, los cojines brindan un toque distinto a cualquier habitación. No dudes en pintar tus paredes de tonos neutros y aportar color con diversos cojines en los tonos más variados.

Puertas de madera: Las puertas de la habitación deben ir a juego con las de los armarios y con las ventanas. Debes tomarlo todo como un conjunto en el que debe estar en armonía visual.

Espejos: Los espejos se constituyen como una forma llamativa para aportar luminosidad y amplitud a las habitaciones, razón por la cual puedes incorporar algún espejo grande en cualquier parte de tu cuarto.

Combinación unisex: Si estamos hablando de un dormitorio matrimonial, la decoración no tiene por qué inclinarse a colores masculinos o femeninos. No dudes en seleccionar un estilo neutro, con tonos marrones, ocres o grises.

Paredes: Si no te animas a cambiar todas las paredes de tu dormitorio, puedes apostar por pintar sólo una de un tono que resalte. O bien puedes incorporar cuadros o vinilos para darle un toque especial.