fabricacion cerraduras

Cerraduras para ventanas

Existen todo tipo de cerraduras para todo tipo de elementos, también para ventanas.  Reforzar las ventanas es un aspecto importante en la seguridad de nuestras casas, no lo olvides.

Colocar cerraduras en tus ventanas no es algo demasiado complicado, puedes intentar hacerlo tú mismo. Te mostramos cómo.

  • En ventanas practicables y oscilobatientes la colocación es muy sencilla, existen manetas especiales con cerraduras incorporadas. Para instalarlas solo hay que desatornillar la maneta normal del perfil lateral de la hoja y colocar la maneta nueva con cierre en su lugar. Eso sí, tienen que ser modelos compatibles. Una vez instalada, para cerrar basta girar la llave con la maneta cerrada.
  • En las ventanas correderas la cerradura va colocada en los perfiles laterales de las hojas que se entrelazan en el medio de la ventana. Para colocarla hay que cerrar las dos hojas, después marcar a la altura a la que queremos instalar los cierres, cogemos el escudo y redondeamos la silueta de la cerradura lo más pegada al lado exterior del perfil. Después hay que taladrar en el sitio marcado hasta que traspase la primera cara del perfil de la primera hoja. Por último se pasa una broca de hierro por el agujero que hemos hecho hasta que traspase la segunda cara del primer perfil de la primera hoja y la primera cara del perfil de la segunda hoja. Hecho esto introducimos en el encaste la cerradura, teniendo en cuenta que el cuadrillo debe entrar por el agujero taladrado. Si el cuadradillo fuera largo habrá cortarlo. Tras ello, se coloca el escudo en el perfil de la ventana, se atornilla y ya está la cerradura instalada. Según http://www.mahico.com/cerrajeros-valencia/, ya solo queda girar la llave de la cerradura y verificar que las hojas abren fácilmente y quedan aseguradas al cerrar.

A veces este tipo de cierres también pueden dar problemas, uno de ellos, frecuente en ventanas correderas, es los cierres y los enganches se han estropeado o que las ventanas no se pueden cerrar. Hay que tener presente que los cierres de las ventanas correderas se estropean por golpes o simplemente por el paso del tiempo. También se estropean los enganches, las piezas que van atornilladas al marco de la ventanas en los que se fijan los cierres de las hojas.

Si el problema es que las ventanas no se cierran, lo que hay que hacer es regular los cierres. En la mayoría de los casos éstos tienen un tornillo pequeño que se fija al enganche interior del cierre, bastará con aflojar parcialmente el tornillo y sacar un poco el enganche interior (una pieza que tiene forma de flecha), tras ello habrá que volver a apretar de nuevo y comprobar que la hoja de la ventana cierre bien.

Si lo que ocurre es que el enganche del marco está fuera del sitio o desplazado, hay que destornillarlo y volver a ponerlo en su lugar. Si se ha partido la pieza debemos comprar una nueva y sustituir la rota par que la ventana funcione correctamente.

Algunos consejos de Seguridad

Tenemos cerraduras muy seguras y puertas muy resistentes. Pero aun así hay que tener mucho cuidado y no dejar nuestra protección o nuestra seguridad en manos del azar. Hay una serie de pequeños consejos que te pueden ayudar a vivir mucho más tranquilo, no los olvides. Te ofrecemos solo algunos:

  • Cuando cambies de casa, cuando pierdas las llaves o cuando te las roben lo primero que debes hacer es cambiar las cerraduras de las puertas de acceso. Tú debes ser el único que debe tener las llaves de tu casa. Si has tienes personal a tu servicio con acceso a las llaves, también debes cambiar la cerradura cuando dejen de trabajar para ti.
  • Para lograr una seguridad mayor en cerraduras de portones, lo más aconsejable es instalar escudos protectores. Evitas que la cerradura se dañe o se estropee por las inclemencias meteorológicas y también impedirás en parte la actuación de ladrones.
  • Al llevar a duplicar una llave, asegúrate de que esté en buen estado, ya que el cerrajero lo que hará será una copia exacta, si la que llevas no está bien la copia tampoco lo estará.
  • Después de duplicar una llave, lo mejor es probarla con la puerta abierta, ya que si tienen algún defecto puede dañar la cerradura.
  • Si no tienes mirilla, instala una. Puedes colocar una normal o una digital que te permitirá ver en una pequeña pantalla quien está llamando a tu puerta.
  • Siempre que puedas instala en la puerta de tu casa un cerrojo de cadena. Te será de mucha utilidad al recibir una visita no esperada, podrás abrir la puerta de manera parcial y ver quien está al otro lado.
  • No olvides la importancia de realizar un buen mantenimiento periódico de las cerraduras de tu casa. Evitarás problemas, durarán mucho más tiempo y funcionarán de manera óptima. No es complicado, en la mayoría de las ocasiones es suficiente con mantenerlas limpiar y lubricarlas cada cierto tiempo.
  • Es recomendable tener por lo menos 2 copias de cada una de tus llaves. Ten en cuenta que si pierdes una podrás abrir con la otra copia.
  • No dejes las llaves escondidas fuera de casa. Los ladrones están acostumbrados a revisar todo los sitios y seguro que pueden llegar a descubrir tu escondite sin mayores problemas.
  • Pon siempre las mejores cerraduras y puertas que puedas. A veces descuidamos lugares como los trasteros, poniendo cerraduras comunes y puertas baratas y guardamos cosas de valor en ellas sin tener en cuenta que abrir este tipo de puertas es muy sencillo.

Son consejos sencillos y fáciles de seguir que, sin embargo, pueden proporcionarte mucha mayor seguridad tanto en tu casa como en tu empresa.