cerradura-armario

No gastes dinero cambiando o remodelando tu armario. Si las bisagras y puertas están deterioradas por los años, tú puedes cambiarlas. Actualmente los armarios están elaborados con puertas corredizas que suelen ser más modernas que los antiguos roperos que tienes en casa. Pero no por eso, tienes que gastar mucho dinero para tener uno nuevo.

Junto con los cerrajeros profesionales de reparacionesbarcelona.es te daremos valiosas recomendaciones para que tú mismo remodeles ese viejo armario y te quede como recién comprado. Sólo tienes que disponer de herramientas esenciales para que puedas llevar a cabo el proceso. Comienza por sustituir las bisagras de tu armario y la cerradura con estos pasos muy sencillos.

  • Lo primero que debes hacer es observar muy bien las bisagras y cerraduras de las puertas para comprobar que están correctamente niveladas de manera que no haya problema a la hora de sustituirlas.
  • Ten a mano un destornillador plano, otro de estrella, tornillos idénticos a los que están colocados en las bisagras y cerraduras, y obviamente, las cerraduras y bisagras nuevas para tu armario.
  • Antes de comprar las bisagras y cerraduras, cerciórate de que sean parecidas a las antiguas y puedas instalarlas con facilidad. Lleva las antiguas muestras para que puedas comprar las correctas.
  • Procede a sacar los tornillos con el destornillador, los mismos que sujetan las varillas de las bisagras. Cuando las hayas sacado, procura evitar que la puerta se caiga y se dañe. Toma las previsiones precisas para esto no ocurra. Sostenla y evita que se parta si es de madera.
  • Coloca las puertas de manera que sepas que parte va hacia arriba y que parte va hacia abajo.
  • Procede ahora a sacar las cerraduras o pomos. Destornilla las cerraduras y extrae todo el sistema. Verás que quedan los agujeros en las puertas.
  • Si deseas cambiar realmente tu armario y las puertas son de madera como suelen ser, líjalas de manera que quede la madera limpia y clara como es su estado original. Procura borrar todas las hendiduras y daños superficiales.
  • Toma la madera y píntala con lacados a tu gusto. Si te gusta la madera en su tono natural, barnízalas de manera que queden brillantes y hermosas.
  • Deja secar las puertas durante unos 3 días aproximadamente, lo importante es que el barniz se fije y seque en su totalidad.
  • Atornilla las nuevas cerraduras o pomos en los agujeros de las puertas para que queden como nuevas. Asegura bien cada tornillo y pruébalos para que queden perfectamente colocados. Si son cerraduras de llaves, introdúcelas de manera que puedan entrar y salir sin dificultad.
  • Procede ahora a colocar las varillas y las bisagras nuevas tal como estaban las antiguas. Asegúrate de que las puertas queden niveladas perfectamente para que no quede una puerta más arriba que la otra.
  • Abre y cierra las puertas para verificar que cierran y abren sin dificultad alguna.

No es necesario derrochar dinero en un nuevo armario y desechar el antiguo. Tú mismo puedes cambiarlo de manera sencilla y en el hogar. La clave está en comprar cada unas de las piezas como los picaportes, pomos, cerraduras, bisagras y tornillos iguales o muy parecidos a los antiguos para simplemente sustituirlos por unos nuevos.

Todo el armario se verá como nuevo si también haces mantenimiento a las puertas y las pintas. La mayoría de los armarios son de madera, por ello lo ideal es lijarlas o laquearlas para que queden hermosas.