El transporte público da para mucho durante los trayectos a nuestro destino, como escuchar música, echar una cabezadita, leer un buen libro, o como le paso a este chico murciano enamorarse, el pasado 18 de abril cuando iba en tranvía de su ciudad, el joven de pelo corto y oscuro se montó junto a sus amigas, que venían de una fiesta de disfraces. En un momento determinado las acompañantes se bajaron del tranvía y ella seguía hay.

Pero el joven no se atrevió a hablar con ella, pero la idea que tuvo fue pegar algunos carteles por la ciudad con el fin de encontrar a la chica del Tranvía.

Estas son las palabras que ponía en el bando que escribió para la chica del tranvía.

“La noche del bando, sobre las 22:20 después del mediodía, se subió al último vagón del tranvía en la parada de una Plaza Circular que se veía. Yo iba acompañada con algunas amigas, una pelirroja y otra de pelo ondulado, bien guapas eran. Ellas se bajaron en una parada de la senda de granada, y yo ocupe esos sitios donde las chicas estaban. Empieza a decir…

“Yo me sorprendí conmigo mismo, donde me di cuenta que me gustaba una preciosa chica, y me enamore de ella, donde yo soy de Murcia!

Tal y como explica está carta, la joven tendrá unos 20 años y vestía, una camiseta blanca y unos pantalones de color negro. La chica mediría 1.65 de alto, mas o menos.

El joven vio que la chica del tranvía no tuvo una gran noche, pero el no saco el valor para preguntarle lo que le pasaba y alegrarle la noche con una bonita sonrisa.

El joven murciano incluyo en el bando su número de teléfono, pero como digo es más difícil que buscar la aguja en un pajar. De momento no a surgido efecto la llamada de la chica del tranvía.