A la hora de darte a conocer o simplemente generar expectativas sobre tu empresa o firma personal, las tarjetas de visita o presentación representan una alternativa muy práctica y económica, que llega a cada persona de forma puntual.

La objetividad en el uso de estas tarjetas es la clave de su éxito, puedes entregarla en el momento oportuno a quien tú desees personalmente representando una muy eficiente forma de enganchar la atención de potenciales clientes.

Economía y eficacia al alcance de tu mano

El uso de las tarjetas de 8,5×5,5 representa una optimización importante en el uso de recursos para publicidad debido a su excelente relación costo – cantidad – beneficios. Esta cualidad sumada a la eficiencia que resulta al presentar tu negocio, hace de las tarjetas de visita, una decisión acertada.

Calidad duradera

Las tarjetas 8,5×5,5 están hechas con los mejores materiales diseñados especialmente para durar impecables sin perder calidad de acabados con el paso del tiempo. Impresas en una tinta o cuatro tintas, su calidad de impresión es inigualable haciendo que el diseño de tu tarjeta resalte. Tus tarjetas también pueden personalizarse en los acabados, eligiendo colores vivos y brillantes o colores mate, con plastificado o sin él, y todas estas opciones de acabado puedes mandar a aplicarlas incluso en ambas caras de la tarjeta. La calidad de este producto se puede notar incluso en los cortes, con cantos rectos y bien definidos. Su cómodo tamaño la hacen prácticas de fácil manejo, sin ocupar espacios innecesarios.

Eligiendo las tarjetas de visita, agregas un extraordinario complemento a tu estrategia publicitaria para tu negocio, expandiendo así, la información que quieres brindar acerca de tu negocio promocionando de forma efectiva la calidad de tus productos y servicios. El uso de las tarjetas 8,5×5,5 es recomendado 100% cuando deseas llegar de forma directa al target que deseas.