Fue John Logie Baird quién inventó la televisión mecánica, que hoy hace 90 años presentó al mundo. Aquí hay ocho hechos sobre el hombre detrás de las imágenes en movimiento.

 

  1. ERA UN INVENTOR NATO.

Ya de niño, Baird, que nació en Helensburgh, Escocia, mostró una gran aptitud para la innovación. De joven, facilitó la comunicación con algunos de sus mejores amigos estableciendo una rudimentaria central telefónica desde su habitación que le permitiría conectarse rápidamente con sus amigos.

 

  1. NUNCA SE GRADUÓ DE LA UNIVERSIDAD.

Después de graduarse de Larchfield Academy, Baird asistió al Glasgow and West of Scotland Technical College, seguido por la Universidad de Glasgow. Fue durante sus años universitarios cuando estalló la Primera Guerra Mundial, obligando a Baird a suspender sus estudios. Debido a que estuvo plagado de problemas de salud durante toda su vida, fue considerado incapaz para el servicio activo. Así que aceptó un trabajo como ingeniero superintendente en Clyde Valley Electrical Power Company, y nunca miró atrás.

 

  1. SU PROTOTIPO DE TELEVISIÓN CONTENÍA VARIOS OBJETOS DOMÉSTICOS.

Basándose en el trabajo de muchos científicos que habían desarrollado diferentes versiones y componentes del televisor antes que él, incluyendo a Alexander Bain, Arthur Korn y Paul Gottlieb Nipkow-Baird, usó cualquier cosa que pudo encontrar para empezar a construir un prototipo para su televisor mecánico, incluyendo una vieja sombrerera, algunas luces de bicicleta, un par de tijeras, agujas para zurcir, pegamento y cera para sellar.